Masescena - Entrevistas

AÑO V  Número 206

01 AGOSTO 2021

Cuando hemos llegado al ecuador de la 67 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, hemos compartido un momento de charla con su director, Jesús Cimarro, quien nos ha hablado de la organización de la cita emeritense, del desarrollo de la misma, y de lo que espera cuando el próximo 22 de agosto concluyan todas las actividades.

Patricia Guerrero es una mujer tranquila, sosegada, observadora y muy prudente. Pero eso se multiplica por mil en escena. Es una artista de raza, con mucha fuerza escénica, y cautiva desde que aparece en el escenario. El Ballet Nacional de España y su director, Rubén Olmo, han querido contar con ella para que protagonice la última producción de la compañía estatal, La Bella Otero. Uno de los grandes éxitos que figurará en el curriculum de la artista.

Aunque ya lo dije durante la entrevista, es importante volverlo a recordar en este pequeño espacio textual. El Ballet Nacional de España está ligado a Maribel Gallardo, y Maribel Gallardo al Ballet Nacional de España. No se entendería la historia de esta compañía estatal sin la figura de una de las bailarinas y maestra repetidora que más años ha pasado en su sede. Ha pasado por todas las direcciones artísticas del BNE y en todas ha encontrado su hueco gracias a su personalidad y su buen hacer.

La versión de Sergio Peris-Mencheta y José Carlos Menéndez del Castelvines y Monteses de Lope de Vega desembarcó el pasado miércoles en Almagro, en una coproducción de la Compañía Nacional de Teatro Clásico y Barco Pirata. Este espectáculo se  presentó en el Palacio de Valdeparaíso, en una rueda de prensa en la que participaron el director del Festival de Teatro Clásico de Almagro, Ignacio García; el director de la obra, Sergio Peris-Mencheta; las actrices Paula Iwasaki y Cintia Rosado y Fran Guinot, en representación de la Compañía Nacional de Teatro Clásico como coordinador artístico.

Han pasado pocas horas desde que bajara el telón de la 32 edición del Festival de Teatro Clásico de Cáceres. Un festival que este año ha recuperado la normalidad en cuanto a sus fechas iniciales, pero que ha tenido que sacrificar algunos espacios como la Plaza de San Jorge y el Gran Teatro. Este último salvado a última hora por las inclemencias del tiempo. Por las continuas amenazas de lluvia varios espectáculos programados en la Plaza de las Veletas tuvieron que ser acogidos en el Gran Teatro de la capital. 

A pocos días de que arranque una nueva edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, en concreto la número 44, Ignacio García, director de la cita cultural más importante de la región manchega, nos adelanta lo que podremos ver en su festival, además de darnos las claves de por qué tenemos la "obligación" de visitar Almagro y asistir a sus representaciones teatrales.

Johan Inger visitó la sede de la CND para dar comienzo a los ensayos de Carmen. Una creación original para la Compañía Nacional de Danza que se estrenó en 2015 y que ahora ha vuelto a los escenarios de Úbeda y de Sevilla. 

La Compañía Nacional de Danza ha aprovechado su visita para poder indagar más en lo que supuso la creación de este ballet, los retos de reinterpretar un clásico y cómo el vestuario y la escenografía completan una pieza que supone un antes y un después en la interpretación de este mito en constante transformación.

Si hablamos de Hysteria Teatro tendríamos que hablar de juventud, ímpetu, de ganas de contar cosas, energía, y ganas de decir, desde la sinceridad y atrevimiento que nos da la juventud y el fresco conocimiento de las cosas. Pero sobre todo hablamos de ilusión. Noelia Pérez es la directora de la compañía Hysteria Teatro, ubicada en la actualidad en Alcalá de Henares. El próximo sábado continuarán en el ArtEspacio Plot Point de Madrid con su propuesta Firmamento, a partir de las 13.15 h. Masescena ha querido hablar con ella para que nos cuente, más en profundidad, su proyecto de compañía y el proyecto recién estrenado  Firmamento, un salto en tres tiempos.

El flamenco se ha guiado durante muchos años por la tradición oral hasta que algunos, pocos, decidieron empezar a transportar al papel los pensamientos, las historias, las letras e incluso los protagonistas. Así las cosas, en este siglo XXI hay ya cientos de libros que versan sobre el Flamenco, patrimonio Inmaterial de la Humanidad, y en los últimos años incluso tesis doctorales, algo impensable si volvemos la vista atrás.

Si tuviéramos que definir a Nacho Duato tendríamos que empezar diciendo que, por encima de todo, es bailarín, después coreógrafo y, por último, director. Aunque actualmente también es un buen artista plástico. Así por lo menos se define y se ve él mismo. Aunque ofrece una imagen dura, de hombre serio y prepotente, nada tiene que ver con la realidad. Pero lo que sí deja muy claro es que su personalidad está forjada con el yunque de la verdad, y gracias a su basta cultura, puede ser crítico con todos aquellos que no defienden como se merece el mundo de la cultura, y en particular de la Danza, disciplina que le apasiona pero que no le obsesiona. Un yunque asociado a la cultura gitana por la que nuestro protagonista tiene verdadera pasión.