Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
  • Inicio
    • T24 El Padre 022
      Retrato Editorial por Pablo Lorente
      ISAMAY BENAVENTE_1_©FOTO Miguel Angel Fernandez
      Clara 1 Masescena 4
    • Lina Morgan 1
      Remansos Nacho Duato
      Diversas_Mujeres_-_1
      Nuria_Espert_-_Sergio_Albert_Fundacion_SGAE_2
    • NOTICIAS

      Últimas noticias

      To Hoang1_foto_Jesus Robisco
      El_Chispazo_Ensayo_02_Color_-02
      Si quiere fOTO Beatrix Maxi Molnar_1
      Anna Padrós

      Lo más visto

      PG Zeus 31 ©️ Jero Morales
      Teatro_Rojas_-_01
      la-verbena-de-la-paloma 2024
      Juan Mayorga Teatro La Abadia 1
  • Anuarios
  • Revistas en papel
  • Boletines
  • Inicio
    • T24 El Padre 022
      Retrato Editorial por Pablo Lorente
      ISAMAY BENAVENTE_1_©FOTO Miguel Angel Fernandez
      Clara 1 Masescena 4
    • Lina Morgan 1
      Remansos Nacho Duato
      Diversas_Mujeres_-_1
      Nuria_Espert_-_Sergio_Albert_Fundacion_SGAE_2
    • Últimas noticias

      To Hoang1_foto_Jesus Robisco
      El_Chispazo_Ensayo_02_Color_-02
      Si quiere fOTO Beatrix Maxi Molnar_1
      Anna Padrós

      Lo más visto

      PG Zeus 31 ©️ Jero Morales
      Teatro_Rojas_-_01
      la-verbena-de-la-paloma 2024
      Juan Mayorga Teatro La Abadia 1
  • Anuarios
  • Revistas en papel
  • Boletines
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Año VIINúmero 353
25 MAYO 2024

Natalia Álvarez Simó: «El planteamiento es que Madrid tenga un espacio donde pueda venir a tomar el pulso a la creación contemporánea nacional e internacional»

Natalia Álvarez Simó

A finales de 2019, Natalia Álvarez Simó es nombrada directora artística del Centro de Cultura Contemporánea Condeduque en Madrid. Este espacio cultural gestionado por el Ayuntamiento de Madrid, cuenta en la actualidad con un magnífico equipo liderado por Natalia Álvarez Simó, quien ya contaba con la experiencia de haber dirigido un gran buque en las artes escénicas como son los Teatros del Canal. Amante del Ballet Clásico, Natalia es Licenciada en Historia del Arte, ha obtenido un Experto en gestión y planificación cultural y un MBA en Empresas e Instituciones Culturales. Ha realizado la programación artística de la Feria de Artes Escenicas de Madrid en 2010. Desde 2007 trabaja en la Unidad Técnica del Programa de Apoyo a las Artes Escénicas Iberoamericanas Iberescena, y desde 2010 programa en Departamento de Artes en Vivo del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofia. Forma parte del proyecto Leim sobre liderazgo en la gestión de la danza en Europa.

Según palabras de Álvarez Simó, y tal y como figura en la página web de Condeduque: “El Centro de Cultura Contemporánea Condeduque, de adscripción municipal, se plantea como un espacio de acceso a la cultura contemporánea a través de una programación diversa e innovadora. Un lugar de vida, un centro público para difundir y compartir prácticas artísticas y culturales, abierto a toda la ciudadanía de Madrid.

La identidad de Condeduque como centro de cultura contemporánea está diseñada para apoyar la creación, la difusión y la investigación de los lenguajes artísticos y culturales más actuales, a través de una programación accesible y de calidad planteada con una visión a largo plazo y regular. Con un fuerte compromiso de servicio público de cara a la ciudad de Madrid. Es un lugar de vida, con sus patios, auditorio, teatro, sala de conferencias, proyecciones y espacios de residencia y sala de exposición.

Un centro que, además, alberga propuestas con el barrio y con la ciudad. Se trata de pensar entre todas y todos el mundo en el que vivimos de la mano del teatro, la danza, la palabra, la performance, el lenguaje musical, audiovisual y plástico, con el objetivo de crear un contexto de pensamiento y reflexión, a través de unas líneas temáticas que cada temporada den coherencia y sentido a toda la programación tanto sobre los desafíos de la sociedad actual como sobre las propias disciplinas artísticas.

En definitiva, cultura en espacio público para compartir con la comunidad y colaborar en la comprensión de un mundo complejo y en constante cambio”.

 

El Centro de Cultura Contemporánea Condeduque en Madrid es un espacio que yo denominaría multidisciplinar, como sabemos todos. Es un espacio que acoge una programación, no sé si llamarla contemporánea o denominarla quizás de nuevos lenguajes, nuevas formas de ver las artes escénicas. Natalia, podríamos abrir esta conversación contando qué es el Centro Cultural Condeduque y qué líneas directoras pretende conseguir.

Nosotros nos definimos como Centro de Cultura Contemporánea y en ese abanico de Cultura Contemporánea es donde se insertan todas las disciplinas que tratamos. Son siete, como áreas en realidad de desarrollo. Estaría la parte de artes escénicas contemporáneas, que como has dicho, hay teatro, hay danza, hay performance, la mezcla de todo, o sea, no hay una catalogación concreta porque es imposible poder catalogar lo que se hace, lo que se está haciendo ahora. Después está la parte de música. También intentamos que sean autores o autoras que tengan voz propia y con lo que abarcamos cualquier estilo, pero siempre con una investigación detrás. Estaría la parte de un área que se llama “palabra” que lo que hace es reflexionar sobre el lenguaje y el lenguaje puede ir después en un formato que sea desde la Spoken Word, a una instalación, a sesiones de poesía con música electrónica, o sea, cualquier

formato, pero todo, reflexiones sobre la propia palabra. Tenemos, también, cine con las Premiers y también con líneas temáticas relacionadas con la programación, artes plásticas con la sala de bóveda. Hacemos tres instalaciones, exposiciones al año, colectivas y siempre reflexionando sobre temas de actualidad. La parte de pensamiento, también muy importante dentro del centro de cultura contemporánea, una vez al mes pueden ser invitados internacionales o mesas nacionales, pero que mezclamos a su vez los ponentes de distintas disciplinas. Y la parte de mediación, que son actividades propuestas. Tenemos Revuelta al patio que son talleres para familias que se hacen junto con artistas, una vez al mes. Inauguramos el espacio POM, que es un espacio para adolescentes y jóvenes que pueden venir a bailar al centro de lunes a jueves… Esas serían las distintas áreas.

 

Natalia, desconozco si Condeduque tiene residencias artísticas, además de la exhibición de las propias producciones de las compañías, si dispone de algún espacio para creación, para algún tipo de laboratorio dentro de las áreas que me ha comentado.

Sí, sí, existen dos salas de residencia. Hacemos una convocatoria pública con un jurado y en esas salas de residencia están esos artistas que solicitan por proyecto las creaciones. Es donde ensayan también las coproducciones del centro, que también apoyamos a los artistas de esa forma. Y bueno, aparte de que es donde ensayan pues las compañías que vienen a actuar al teatro. En la parte de formación tenemos la que se llama la Escuela de Invierno, que lo dirige La Tristura y que es una escuela que está enfocada en la creación contemporánea, en desarrollar, además de una forma transdisciplinar, aunque sea La Tristura. Son 20 personas cada edición, ya llevamos tres, y ahora vamos a ir a por la cuarta. Y era una forma como de dar herramientas a las nuevas generaciones, enriquecer desde distintas disciplinas. Puede venir alguien de música a darles una charla, muchas veces de artistas que están ya en nuestra programación y que son los que les dan masterclass, por ejemplo, a los alumnos. Y tenemos también un grupo europeo que se llama Future Laboratory, que también es un proyecto de residencia con otros 13 teatros europeos.

 

¿Cuáles son las inquietudes en este momento de Condeduque? ¿Por dónde gira su programación y qué intenta acercar a la sociedad madrileña?

Yo creo que el planteamiento es que Madrid tenga un espacio donde pueda venir a tomar el pulso a la creación contemporánea. A qué es lo que estaba pasando hoy. Pero a tomar un pulso a la creación contemporánea, a tomar un pulso de cuáles son los debates actuales en la parte de pensamiento, a tomar el pulso de cómo podemos plantear talleres para familias a través de la creación actual. Los artistas son los que se paran a pensar, son los que tienen tiempo para ver en qué mundo estamos viviendo.

Y establecer esa relación también colectiva de ágora, como el teatro, de venimos aquí a compartir y a ver qué es lo que ocurre hoy, de qué estamos hablando, cuáles son nuestras reflexiones. Y por ahí pasa desde presentar a artistas consolidados de las grandes carteleras en el resto de Europa, que podamos verlos aquí, que me parece fundamental, que también los artistas y el público vean qué está ocurriendo. Porque claro, también en la parte escénica es más complicado. Uno puede leerse una novela de un autor americano o taiwanés, pero ver propuestas, o sea, la parte escénica hay que verla, son artes en vivo. Y para poder seguir alimentando a nuestros artistas, para seguir alimentando a nuestro público, tienen que verla. Entonces hay una línea de traer cosas internacionales, de qué es lo que está ocurriendo. Es muy importante, y es muy importante también como Centro de Cultura Contemporánea para nosotros, apoyar a todos esos artistas que están trabajando a nivel tanto nacional como local.

 

¿Cuál es la temperatura en este momento de la creación contemporánea? Y ligado a esta temperatura, ¿cree que hay un público mayoritario que se acerca a Condeduque a ver este tipo de programación?

Sí, lo hay. Sí, sí. Pues mira, justo además con la pregunta que me haces te comento que hace días acabamos un festival, el Festival Supernova sobre danza y performance. Gente joven. No son óperas primas, pero de algunos de ellos casi. Han sido cuatro días de programación donde además hemos invitado a programadores internacionales.

Veían propuestas por la tarde-noche y por la mañana hicimos encuentros con artistas que coproducimos en la casa y que están desarrollando proyectos nuevos. Pues por un lado te diría que los programadores nos felicitaron y nosotros mismos estábamos como, bueno, qué maravilla, porque es verdad que la calidad, el nivel de las propuestas y la calidad de la propuesta de los artistas que tenemos es estupendo. De verdad que en comparación con otros países no tenemos nada que envidiar. Estamos en un muy buen momento en cuanto a la creación y esos espectáculos y este festival ha estado lleno todos los días. Eso significa que ha sido increíble también. Primera edición y todos los días lleno. Eso significa que hay un interés del público, por supuesto,

y que dentro de la creación contemporánea además hay un abanico muy diverso al que quieres acercarte.

 

Natalia, hay veces que las propuestas de los artistas en cuanto a la creación contemporánea son muy claras, digamos, entre comillas, sabemos lo que nos quieren hacer llegar, pero hay veces que el vehículo de comunicación no es del todo claro. Voy más allá. Cuando alguien se acerca por primera vez a una pieza de danza contemporánea, muchas veces surge el comentario “es que no me he enterado de nada”.  ¿Cuál es el consejo de Natalia como directora artística de Condeduque para ver este tipo de espectáculos?

Todo el mundo viene, efectivamente y te dice, pero es que no he entendido cuál es el argumento. Yo de esto no sé. Yo no sé si puedo entenderlo. En realidad, mi consejo siempre es que esto es que no tienes que entenderlo. No hay un argumento. No hay el tradicional aristotélico de nudo y desenlace, porque es otra forma de contar. Y el problema es que esa forma de contar la tenemos en las películas, en las series. O sea, estamos acostumbrados a que esa es la única forma de contar. Sin embargo, si tú te sientas en una butaca y vienes a ver danza, la cuestión es que a través del cuerpo te van a contar cosas. Que no es el argumento con nudo y desenlace, sino que son otras cosas, son otras vivencias y que además hay muchas formas de poder acercarte a eso.

Puede ser desde lo conceptual, si tú tienes muchas más herramientas sobre lo coreográfico, pero también es desde lo que sientes, lo que no sientes. Yo tengo una niña de nueve años que me cuenta, y yo siempre le digo, es lo que tú, lo que tú crees, no es algo que tú tengas que averiguar. Es algo que ellos han hecho para el público y eres tú el que pones qué es lo que te sirve, qué es lo que te ha contado, qué es lo que te remueve. Esa libertad y ese relajarte en la butaca es lo que se hace difícil. Yo creo que si algo te remueve y algo te pellizca ha merecido la pena quizás. Y si te enfada.

También. Para mí el único problema es que no tienes que estar con la cabeza en entender. No, porque ese entender va solo a que no he entendido el argumento y es que no es así. No, si uno se relaja y dice bueno… En arte contemporáneo hay un método que usan en los museos, que es el Visual Thinking, que te preguntan, ¿qué crees que es lo que está pasando ahí dentro en ese cuadro? Para ti. Esa es la pregunta que te tienes que hacer para ti. Cuando cambia y no es como si te estuviesen haciendo un examen que tú no entiendes, es cuando uno se relaja. También puedes disfrutar de la belleza. Es un viaje. Es como si dices confías, pues vamos, ¿no? Vente, sin miedo.

 

Patio Central. Foto © Jesus Cabrera (R1) 

 

Condeduque ha estrechado lazos con importantes festivales a nivel nacional e internacional. Prueba de ello ha sido la colaboración con el Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid. ¿Qué tipo de programación se ha hecho?

Con Festival de Otoño es verdad que ya hemos hecho tres ediciones en las que además el diálogo ha sido estupendo, maravilloso. Esta última temporada hemos presentado a Milo Rau, que ya había estado en Condeduque en la temporada, el espectáculo de Miet Warlop y Veronese. El año pasado tuvimos a Bruno Beltrao. Hemos intentado que el Festival, conscientes de respetar la identidad de cada espacio, la programación de aquí es una programación consensuada entre el Festival de Otoño y nosotros. No hay una imposición por un lado o por el otro, sino que son tomas de decisiones conjuntas.

Colaboramos, también, con el Festival Grec en muchas de las coproducciones. Hemos colaborado este año con el Festival TNT en Terrassa también. Otras veces con Temporada Alta, el Mercat de las Flores de Barcelona, pero también con teatros en Portugal. El Rivoli en Oporto y Culturgest en Lisboa, con los que compartimos muchas giras internacionales. Estamos muy contentos porque las últimas tres ediciones que llevamos ya con el Kunstberg en Bruselas han presentado producciones de Condeduque. Samar, Conde de Torrefiel y Bárbara Bañuelos, así que bueno, siempre motivos de alegría. Estamos dentro de la red nacional de teatros y auditorios de titularidad pública. Estamos en el proyecto Europeo, así que bueno, tenemos muchos amigos, la verdad que sí. Teatralia, que también colaboramos con ellos.

 

¿Cómo está estructurada la programación de esta temporada de Condeduque?

Entiendo que me preguntas en escénica, porque en plástica, por ejemplo, ahora acabamos de inaugurar una exposición estupenda, que es “La gran fábula del capitán”, comisariada por Valentín Roma, y que ha sido una exposición que se ha hecho exprofeso para Condeduque, para las bóvedas. Que es el director de la Virreina.

Es muy curioso porque la exposición abre muchas líneas que trabajamos desde el centro, desde la cuestión del medio ambiente, los géneros, de lo que estamos reflexionando desde aquí.

Vamos a empezar además con platos fuertes, porque en enero arrancamos con Giselle Vienne, que es una creadora franco-suiza, con su última pieza, Extra Life. Después vamos a tener a Angelica Lidell aquí por primera vez, que viene a Condeduque, con Vudú, que forma parte de su trilogía sobre el entierro. Y tenemos el Festival de Iberface con quien también colaboramos, que traerá muchas creadoras de músicas actuales.

Alberto Cortés, que está con One Night in the Golden Bar, que también es como uno de los nombres por los que queremos apostar y seguir apostando, como creador. Va a hablar sobre el mundo de la noche, sobre la afectación, y a mí me parece alguien a seguir, como alguien muy único en su escritura dramática.

Vamos a tener nombres también enormes como Trajal Harrell, que es un coreógrafo americano de Nueva York, pero instalado en Viena, y viene con una producción de Viena que se llama Koln Concert, y que va a ser la primera vez que viene a Madrid.

Esas introducciones que te comentaba de qué tenemos que conocer, Trajal Harrell, es alguien a quien hay que conocer.

Vamos a tener en palabra a Agustín Fernández Mayo con Berta García, que también es un buen tándem en la parte de palabra. Tenemos a L’Alakran, que es Óscar Gómez Mata, que es un histórico de la generación de La Ribot, que va a presentar una pieza nueva, que está basada en Suiza, pero son españoles que hay que volver a traer y a presentar. Tenemos el estreno de la pieza nueva de Poliana Lima también. Sharon Eyal que vuelve, que ya la trajimos hace dos años y fue un éxito arrollador, así que va a traer otra pieza. Iker Karrera también, que lo hemos invitado a que haga una pieza nueva,

que la verdad es que estoy muy contenta. Y Ernesto Artillo, vamos a hacer una cosa que… Ernesto Artillo tiene una pieza que se llama Tablao y que se creó para el aniversario del K2M, del museo. Es una recreación de un tablao, que lo haremos en el patio, y en el que participa El Niño de Elche, Rocío Molina, Andrés Marín, como las joyas flamencas, muchas joyas flamencas juntas y que van a actuar en el patio.

Viene Raül Refree en música y después un programa sobre, bueno, lo que comentaba del medio ambiente, de Azcona Tolosa. Son como dos grupos de teatro, unos que están ubicados en Barcelona, y otros que son belgas, que hablan sobre el medio ambiente, son dos parejas, tienen muchas cosas similares y hacemos un programa doble entre ellos. Canto Mineral es una y Ocean Blue es la segunda.

A muy grandes rasgos esta sería la programación. Tenemos 120 actividades al año, es muy difícil poderla resumir en unos pocos minutos. Es muchísimo.

 

Para finalizar, Natalia, hay un movimiento entre las direcciones artísticas de los centros de producción artística, valga la redundancia, del Ayuntamiento de Madrid, ¿a Condeduque afectará este tipo de reestructuraciones que se están desarrollando?

En principio no, porque me han confirmado otra temporada más, así que en lo que respecta a Conde Duque vamos a estar trabajando en la siguiente edición.

 

 

Noticias relacionadas
Out of the blue
Cuerpos celestes Condeduque
Tablao Condeduque
Obra imposible condeduque
Condeduque Mayo 2024
Tres vellas
Últimas noticias
To Hoang1_foto_Jesus Robisco
El_Chispazo_Ensayo_02_Color_-02
Si quiere fOTO Beatrix Maxi Molnar_1
Anna Padrós
AY TEATRO - BURRO - FOTO TXUS JIMENEZ--377
Poeta en Nueva York Naves Matadero