Masescena - Llega al Teatro del Barrio la versión teatral de "Clavícula", de Marta Sanz, humor negro sobre el malestar físico

AÑO VII  Número 341

29 FEBRERO 2024
DEL 31 DE MARZO AL 2 DE ABRIL

Llega al Teatro del Barrio la versión teatral de "Clavícula", de Marta Sanz, humor negro sobre el malestar físico

Imagen promocional de la obra

Llega al Teatro del Barrio la versión teatral de Clavícula, de Marta Sanz, una de las voces más destacadas de la literatura española actual, que ha incursionado en el ensayo, la novela policiaca, la poesía, la autobiografía y un sinfín de etcéteras. A veces, todo en un mismo libro, como en el caso de este título, uno de sus textos más conseguidos, cuya versión teatral, a cargo de la compañía aragonesa Le Plató d'Teatro, podrá verse en el Teatro del Barrio del 31 de marzo al 2 de abril. En él se exploran las fragilidades físicas con un humor descarnado, contando, en una primera persona, qué y cómo es el dolor: de lo personal a lo social.

Le Plató de Teatro es una formación de actrices de varias generaciones y trayectoria con un autor y director de escena. Con dramaturgia de Rafael Campos e interpretación de Carmen Marín, Marissa Nolla, Blanca Sánchez y Claudia Siba, nos trae aquí, en el que es su tercer montaje, una especie de diario de malestares a cargo de cuatro mujeres que comparten su relación con su cuerpo, y sus luchas y enigmas con el dolor, la enfermedad, la incomprensión de los médicos. Porque, en ocasiones, la dolencia, o la misma enfermedad, se convierte en motivo de burla amable, acompañada de consejos displicentes y hasta algún diagnóstico: "son nervios. Trata de tranquilizarte, se te pasará". "No seas hipocondríaca, todo está en fu imaginación". "Una mala racha, eso es todo; se te pasará si dejas de pensar tanto en ello". "Haz deporte. Quema calorías,. Lo mejor es el pilates". "Ve al psicólogo". Las personas oficialmente sanas tienen un montón de ocurrencias, incluso las que te quieren y se preocupan por ti. Te las regalan por tu bien. Y para que dejes de darles la lata.

 

"Clavícula es uno de los libros más crudos, brutales e impíos que haya leído en mucho rato". Leila Guerriero

 

Sobre Marta Sanz

Comenzó su trayectoria en 1995, fecha de publicación de El frío. Ha destacado como novelista y ensayista, y ha recibido importantes premios, como el Premio Herralde de novela, el Ojo Crítico de Narrativa o el XI Premio Vargas Llosa de relatos. Fue finalista del Premio Nadal y en 2013 ganó el Premio Cálamo en la categoría Otra mirada. Así la describe la Editorial Anagrama: "ha publicado las novelas Black, black, black: "Admirable. Tiene la crueldad y la lucidez desoladora de una de las mejores novelas de Patricia Highsmith, El diario de Edith" (Rafael Reig, ABC); Un buen detective no se casa jamás: «Vuelve a mostrar su dominio del lenguaje (y de sus juegos) y del registro satírico (de la novela de detectives, de la novela romántica), con una estupenda narración» (Manuel Rodríguez Rivero, El País); Daniela Astor y la caja negra (Premio Tigre Juan, Premio Cálamo y Premio Estado Crítico): «Hipnótico, fascinante y sobrecogedor» (Jesús Ferrer, La Razón); una versión revisada y ampliada de La lección de anatomía: «Ha conseguido situarse en una posición de referencia de la literatura española, o, en palabras de Rafael Chirbes, “en el escalón superior”» (Sònia Hernández, La Vanguardia); Farándula (Premio Herralde de Novela): «Muy buena. Estilazo. Talento, brillo, viveza, nervio, inventiva verbal, verdad» (Marcos Ordóñez, El País); una nueva edición de Amor fou: «Una de las novelas más dolorosas de Marta Sanz... Las heridas que deja son una forma de lucidez» (Isaac Rosa), pequeñas mujeres rojas: «Una brutalidad literaria, un despliegue verbal que asombra» (Luisgé Martín), así como el ensayo Monstruas y centauras: «Extraordinario» (María Jesús Espinosa de los Monteros, Mercurio) y Persiana metálicas bajan de golpe: «Una propuesta literaria tan singular, tan diferente a lo que se factura hoy día en España…No, no exagero. Sanz es de las grandes» (Sara Mesa) y el diario íntimo Parte de mí: «Un maravilloso diario de pandemia en el que su origen no empaña la exigencia estilística… Quizá el libro más íntimo de su autora (Carmen R. Santos, El Imparcial).

 

Noticias relacionadas