Masescena - "La comedia de la cestita", un juguete teatral desternillante homenaje post Covid-19

AÑO IV  Número 163

01 OCTUBRE 2020
PODRÁ VERSE HASTA MAÑANA DOMINGO EN EL TEATRO ROMANO DE MÉRIDA A LAS 22,45 HORAS

"La comedia de la cestita", un juguete teatral desternillante homenaje post Covid-19

“La gente tiene ganas de reír. La gente necesita reír y pasárselo bien. Por los que lo han superado, y por los que desgraciadamente no están”. Estas palabras del director de la obra, Pepe Quero, ponían de manifiesto el verdadero propósito de la compañía que el pasado miércoles estrenaba en el Teatro Romano de Mérida la obra de Plauto, La comedia de la cestita (Cistellaria). Un juguete teatral de enredos, música y buen humor, sobre todo, mucho humor. Una comedia que, hasta el momento, no se había representado en la cita emeritense.

Pepe Quero y la dramaturga, Pilar G. Almansa, han decidido utilizar el metateatro, o lo que es lo mismo, utilizar el teatro dentro del teatro. Así, se nos presenta una compañía de teatro que tiene como misión la propia inauguración del Teatro Romano de Emérita Augusta, y a la que tiene previsto asistir el Cónsul. La variopinta compañía está inmersa en el ensayo general de la producción que estrenará en 24 horas.

No menos variopinto es el reparto de la propuesta. Una todoterreno Mariola Fuentes, que interpreta a Lena y Fanostrata, demuestra el dominio de la arena del Teatro Romano, como en otras ocasiones lo hace de las tablas de cualquier teatro. Ella, una de las grandes perjudicadas en la noche del estreno, pues su micrófono decidió quedarse mudo, brindó a los espectadores la oportunidad de ver a una Mariola crecida ante la adversidad, sacando el mayor partido posible a la sonoridad del espacio. Esto no impidió que su voz resonara en todo el teatro. Alex O’Dogherty encarnó el papel de Plauto, además de director de la compañía, que a los supuestos lomos de un asno llega para montar la inauguración encargada por el emperador. María Esteve, que interpreta a Selenia, la niña que llega en una cestita y desencadena el enredo, muestra su lado más celestial y joven, al interpretar a una joven enamorada, casi en el limbo, que a todas partes va con su amiga de la infancia, Gimnasia, interpretada por la actriz Itzíar Castro. El elenco lo completan Jimmy Barnatán, que pone voz a casi todas las canciones de la función, Falín Galán, Rosa Merás y Juanfra Juárez. Un elenco compenetrado al máximo para poder llevar a buen puerto la comedia sin fisuras.

La escenografía, vestuario, coreografía, y diseño de iluminación no revisten mayores complicaciones que la de acompañar al texto y servir a la comedia. Una comedia en la que se mezclan elementos actuales, como pueden ser las empresas ETT. Mención aparte merece la composición original de cinco números musicales compuestos para la ocasión e interpretados por el grueso de la compañía, lo que le da un aire fresco y entretenido a la trama.

La producción está firmada por el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida y GNP Producciones / Clásicos Contemporáneos.

 

Noticias relacionadas

Últimas noticias
Play
Play
Play
Play
Play