LA FUNCIÓN SE CELEBRÓ EL PASADO DÍA 1 DE FEBRERO

Foto de registro 21 fuck 

La Teatrería de Abrego sin apenas tiempo de recuperarse de la crecida del Pas, realizó la primera propuesta de la programación de invierno, una interesantísima y desenfadada versión del clásico Giselle.

“Fucking Giselle. Ballet dramático de club de carretera para cuatro cadáveres”.Por El Curro DT.

Un trabajo sobre el rencor, sobre la frustración, sobre el hastió y sobretodo sobre la pérdida. Una condena impuesta desde hace lustros que una y otra vez debe representarse. Pasa el tiempo y ahí́ anda, perdida en un limbo poético cuando por dentro todo es podredumbre. 

Según la compañía, al observar un ballet ves sólo cuerpos, no existen personas, esto es una tradición en la danza. Cuerpos precisos sin limitaciones, pero la realidad no es más que una convención disfrazada, donde lo experimental se ha convertido en un género. 

Mirarnos dentro para preguntarnos por qué seguimos aquí́, por qué seguimos esperando. Volviendo la vista al pasado para recuperar la esencia. Metiendo mano sin miramientos a los fetiches. Levantándoles las faldas para ver qué ocultan bajo las puntas. 

La propuesta se plantea como una perversión  del clásico hasta perderle completamente el respeto, ya que quizás para eso están hechos en definitiva los ídolos. Se crea una atmósfera insana, opresiva, que no es más que el envoltorio para que “el cadáver no apeste” y ni siquiera está disimulado. Sin huir de la fila de tutús seda un salto al vacío, ya que no hay nada que perder, porque hace mucho que los personajes lo perdieron todo, el respeto lo primero. 

En esta historia, como en los grandes ballets,  el nudo, la trama, no es más que una excusa que se convierte en una gran pataleta para saber en qué punto queda todo en suspenso.  Aquí no hay príncipes azules, si acaso sus fantasmas que habitan los rincones de nosotros mismos. Así́ que sí duele, y sí que debe doler, al fin y al cabo el dolor no es más que una sensación, y las sensaciones están hechas para ser disfrutadas. 

Definitivamente hemos perdido la cabeza, pero hay que seguir.

A lo lejos se oye el canto de un cisne, pero esa… es otra obra…

Creación colectiva de El Curro DT. 

Intérpretes: 

Carlos A. Alonso 

Violeta Frión 

Alberto García.


Con la colaboración de Inés Narváez. 

El Curro DT es una compañía de danza teatro madrileña que con sus 15 obras, 42 trabajos escénicos y 9 colaboraciones, ha realizado más de 2200 representaciones en numerosas muestras, certámenes y festivales por prácticamente todo el territorio español.

Artísticamente arriesgan con espectáculos no convencionales que, por su aceptación por parte del público, les ha convertido en un punto de referencia obligado para las nuevas tendencias de la escena contemporánea madrileña.

Nuevo
Buscador

Agenda cultural

Caperucita Roja, el musical
Nuevo Teatro Alcalá - Sala 2 (Madrid)
Hansel y Gretel, un cuento musical
Nuevo Teatro Alcalá - Sala 2 (Madrid)
Las chicas del zapping
Nuevo Teatro Alcalá - Sala 2 (Madrid)
Billy Elliot
Nuevo Teatro Alcalá
El Rey León, el musical
Teatro Lope de Vega (Madrid)
Redes sociales
facebookTwitter whatsapp logo 3InstagramYoutube
JSN Nuru template designed by JoomlaShine.com

Este sitio web usa cookies para mejorar nuestros servicios y su experiencia al usarlo. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio