Masescena - Adiós a un revolucionario del teatro: fallece el dramaturgo Alfonso Sastre

AÑO V  Número 218

20 OCTUBRE 2021
PREMIO NACIONAL DE TEATRO (1985), PREMIO NACIONAL DE LITERATURA DRAMÁTICA (1993) Y PREMIO MAX DE HONOR (2003)

Adiós a un revolucionario del teatro: fallece el dramaturgo Alfonso Sastre

El dramaturgo Alfonso Sastre (Madrid, 1926) ha fallecido este viernes a los 95 años de edad en su casa de Hondarribia (Gipuzkoa), localidad donde residía desde hace décadas. Considerado uno de los autores más representativos del teatro español del siglo XX, su dilatada y polifacética trayectoria literaria incluye también la poesía, el ensayo, la crítica teatral y el cine. Fue Premio Nacional de Teatro por La taberna fantástica (1985) y de Literatura Dramática por Jenofa Juncal. En 2003 se alzó con el Premio Max de Honor por su contribución a la creación teatral.

Socio de la SGAE desde 1946, la Junta Directiva de esta entidad había aprobado otorgarle la Medalla de Honor el próximo 4 de octubre en Hondarribia, distinción que le será entregada igualmente a título póstumo
Atrás deja un legado de cientos de artículos, ensayos, obras de teatro y poesía, entre diversas obras, así como una relación muy estrecha con el País Vasco y sus gentes
Renovador de la escena teatral española a partir de 1945, fundó el emblemático y efímero grupo teatral Arte Nuevo

La noticia ha caído como un jarro de agua fría en la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), de la que era miembro desde 1946 con un repertorio de cientos de letras y obras de teatro registradas. Precisamente la Junta Directiva de esta entidad había aprobado, por unanimidad el pasado 25 de marzo, otorgarle la Medalla de Honor. El próximo 4 de octubre, el presidente de la SGAE, Antonio Onetti, tenía previsto entregársela con motivo de los Premios Max de las Artes Escénicas. Tras conocer el fallecimiento, Onetti ha asegurado que “la Medalla de Honor le será entregada en todo caso a título póstumo”, lamentando la pérdida de “un visionario y un intelectual brillante, cuya lucidez e ingenio han guiado los derroteros de la creación teatral durante más de medio siglo. Ha sido el patriarca de la escritura dramática española”. “No nos ha dado tiempo de dársela en vida”, ha declarado Onetti, en referencia a una medalla que la SGAE otorga “a un pequeño número de sus autores por haber contribuido de manera única e indeleble a la cultura de su tiempo, requisito fuera de toda duda en este caso”. 

Sobraban, efectivamente, los motivos para el reconocimiento. Era el máximo exponente en vida de la llamada Generación del 50. Premio Nacional de Teatro por La taberna fantástica (1985) y de Literatura Dramática (1993) por Jenofa Juncal, fue nuestro  Premio Max de Honor en 2003. 

Sin reconocerlo, en su humildad Alfonso Sastre revolucionó la escena española desde que fundara el grupo teatral Arte Nuevo en 1945. Su activismo político contra la dictadura franquista fue una constante en su carrera. En 1956, tras ser procesado, se exilió temporalmente en París. Regresó al cabo del tiempo y se instaló definitivamente en Euskadi, donde continuó su compromiso. Desde comienzos de los años 1970 ha sido notoria su adscripción a numerosas causas de carácter político y social, así como su cercanía a la izquierda nacionalista. Su vinculación para con la sociedad vasca dejó huella. 

 

Arte Nuevo, detonante de creación

Comenzó la carrera de ingeniero aeronáutico, abandonando a los quince días. En 1945 funda con José Gordón, Medardo Fraile, Alfonso Paso, José María Palacio y Carlos J. Costas, Arte Nuevo, grupo teatral que da un vuelco a la escena española en el corto periodo de tiempo en el que opera. En 1946 se matriculó en la universidad Central de Madrid para estudiar Filosofía y Letras, y allí fue miembro fundador de la revista Raíz. Redacta, junto con José María del Quinto, el Manifiesto del T.A.S. (Teatro de Agitación Social). En 1953 se matriculó en el último curso de la Facultad de Filosofía y Letras de Murcia. La compañía Teatro Popular Universitario representó Escuadra hacia la muerte, pero la tercera representación fue prohibida. Allí conoció a Eva Forest, la que fue su esposa y compañera de luchas hasta su muerte en 2007.

Apartado de la militancia creativa, cultural y política durante los últimos años, la difusión de su repertorio nunca cesó y a menudo fue objeto de programaciones que iban más allá de lo estrictamente teatral. Un ejemplo de esto es la representación, en febrero de 2021 por parte del Máster de Derechos Humanos de la Universidad del País Vasco, de la lectura dramatizada Zutoin beltza / La columna infame, en realidad, un alegato contra la tortura.

 

Noticias relacionadas

Últimas noticias
Play
Play