Masescena - Enrique Salaberría: "El teatro hace que el día haya merecido la pena y sea bello"

AÑO IV  Número 195

16 MAYO 2021
PRESIDE UNO DE LOS GRUPOS MÁS IMPORTANTES EN ESPAÑA DE GESTIÓN EN ARTES ESCÉNICAS, EL GRUPO SMEDIA

Enrique Salaberría: "El teatro hace que el día haya merecido la pena y sea bello"

Enrique Salaberría, presidente del Grupo Smedia, está al frente de uno de los principales gestores de teatros en Madrid. Pero no sólo en Madrid. En la actualidad sus tentáculos se han extendido a otras ciudades españolas, como Sevilla, en el Teatro Cartuja Center, Zamora, en el teatro Gómez Carrión, y Aranjuez, en el Teatro Real Carlos III. En la capital gestiona el Teatro Cofidís Alcázar, el Teatro de la Luz Phillips Gran Vía, el Teatro Fígaro, el Pequeño Teatro Gran Vía, el Teatro Infanta Isabel, el Capitol Gran Vía, el Teatro Galileo y el Teatro Lara. Además, también gestiona junto a Pedro Larrañaga el Teatro Maravillas.

El Teatro Alcázar, hoy conocido como Teatro Cofidís Alcázar, fue el primer espacio que comenzó a gestionar. Además, se llena de orgullo al indicarlo. Fue en ese mismo espacio donde hace unos días recibía al equipo de Masescena para concedernos una entrevista. Entró en la sala muy decidido, y pidiendo disculpas porque se tenía que marchar a otro teatro para verificar una pantalla. Tan sólo tardaría unos veinte minutos en ir y volver. En aquel momento agradecí enormemente que se tuviera que marchar. Fueron quince o veinte minutos en los cuales pude disfrutar, a solas, y en silencio, del patio de butacas del Teatro Alcázar de Madrid desde su escenario. Observé cada detalle, los palcos... La de grandes noches de teatro que habrá albergado en su interior. Cuántos grandes de la escena habrán pisado sus tablas. La verdad es que no hay nada más siniestro que un patio de butacas en silencio, vacío, y a media luz.

 

Enrique1

 

Personalmente, Enrique Salaberría, si pudiera elegir, se iría de cena con su familia, al teatro con su familia, y al cine, con su familia, claro. Considera que la vida es para vivirla con la familia. De su infancia, el primer recuerdo que le viene a la cabeza es con apenas cuatro años metido dentro de un remolino de agua, ahí, en el interior.