Masescena - Oligor y Microscopía llevan la magia del teatro de objetos a Naves del Español con "La melancolía del turista"

AÑO VI  Número 255

07 JULIO 2022
EN LA SALA HORMIGÓN DE NAVES DEL ESPAÑOL EN MATADERO DEL 11 AL 22 DE MAYO

Oligor y Microscopía llevan la magia del teatro de objetos a Naves del Español con "La melancolía del turista"

La Sala Hormigón de Naves del Español en Matadero, espacio del Área de Cultura, Turismo y Deporte, acoge del 11 al 22 de mayo el montaje La melancolía del turista, un espectáculo de teatro de objetos de la compañía Oligor y Microscopía pensado para una audiencia de 42 espectadores, y que podrá verse en 11 únicas funciones.

Oligor y Microscopía es una compañía referente del teatro de objetos documentales a nivel internacional
Tras su éxito en Naves del Español en 2020, el montaje regresa a la Sala Hormigón en 11 únicas funciones
A través de fotografías, postales, juguetes, sombras chinescas y miniaturas, entre otros objetos, La melancolía del turista hilvana una historia íntima y delicada
La obra es un espectáculo pensado únicamente para 42 espectadores

La melancolía del turista es una descomposición de instantes y de objetos por los que se fija en la imaginación la idea de un paraíso. Surge de un trabajo de campo por algunos lugares vacacionales de los que se recuperaron vestigios que hablan del ascenso y de la caída de esa fantasía mental. ¿Cuántos segundos tardan la confección y la pérdida de un paraíso?

La melancolía del turista es una galería de espejismos de lo que queda detrás de la intensidad de un paisaje sublimado que ya no existe o que nunca existió, de un cuerpo que se difumina en el tiempo y que revive solo a través de residuos de la memoria. Es por eso un cuestionamiento hacia la vida de las imágenes que se producen en nuestra idea de descanso. Pero la melancolía es, también, un estado anímico suspensivo que acompaña la excepción, una fuerza activa que nos lleva hacia el deseo de reinventar y de reinventarnos en esos lapsos en los que se fractura una inercia de las cosas.

He aquí un viaje íntimo para 42 espectadores. Un pequeño escenario a escala de las cosas que aparecen y desaparecen por medio de parpadeos: luces y sombras, imágenes analógicas, mecanismos frágiles, miniaturas de papel y lata. Un “teatrito-cine” delicado, un juego de ensoñaciones, cuya inventiva poética te traslada al instante en el que todos nuestros juguetes estaban vivos…

Shaday Larios, de la compañía mexicana Microscopía, y Jomi Oligor, de Hermanos Oligor, son los creadores detrás de La melancolía del turista. Sin perder el aliento poético tan característico de ambas formaciones, la pieza propone una mirada crítica al imaginario del paraíso. Oligor y Microscopía, grandes referentes del teatro de objetos documentales a nivel internacional, exploran así esta fantasía con su lenguaje particular hecho de objetos, mecanismos y miniaturas.

En palabras de Shaday Larios: “Creemos que lo inanimado tiene alma, y nos interrelacionamos con sujetos invisibles y objetos a los que dotamos de movimiento y significado. Nuestra propuesta nos remite a esa zona, que con los años y la madurez se va reprimiendo hasta desaparecer”.

La melancolía del turista es una coproducción de Oligor y Microscopía, Iberescena, Patronato Municipal de las Artes Escénicas y de la imagen del Ayuntamiento de Zaragoza, Pyrenart, Le Parvis Scène Nationale Tarbes-Pyrénées, Temporada Alta, Poctefa Grec Festival de Barcelona, con creación, realización e interpretación de Shaday Larios y Jomi Oligor, colaboración poética de  Ángel Hernández, colaboración inventiva de Iván Puig y Jordi Fondevila, colaboración musical y sonora de Suetszu & Jayrope y dibujos de Pepe Oligor.

 

Sobre Oligor y Microscopía

Oligor y Microscopía es una compañía que investiga en el teatro de objetos documentales, autómatas, mecanismos y miniaturas. Surge de la unión en 2013 de Jomi Oligor (de la compañía Hermanos Oligor, de Navarra) y Shaday Larios (de la troupe Microscopía Teatro, originaria de México), ambos creadores dedicados a explorar con distintas formas de abordar lo inanimado en escena. El primero desde una mirada plástica y de ingeniería poética que viene de sus estudios en Bellas Artes; y, la segunda, muy influenciada por sus estudios filosóficos, desde una visión que pone el énfasis en temáticas relacionadas con la memoria de las cosas y las experimentaciones con la pequeña escala. Juntos han sido docentes de múltiples laboratorios de teatro de objetos documentales. Han creado La máquina de la soledad, una larga búsqueda sobre el objeto-carta. Y también El Solar. Agencia de Detectives de Objetos, junto al teatrista de objetos Xavier Bobés.

 

Noticias relacionadas