Masescena - El Festival de Otoño programa en su última semana doce espectáculos en nueve escenarios

AÑO V  Número 225

09 DICIEMBRE 2021
TEATROS DEL CANAL ACOGE TRANSVERSE ORIENTATION DE DIMITRIS PAPAIOANNOU, CUERPO DE BAILE DE PABLO MESSIEZ Y LARSEN C DE CHRISTOS PAPADOPOULOS

El Festival de Otoño programa en su última semana doce espectáculos en nueve escenarios

El Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid afronta su última semana de representaciones con nueve espectáculos, que se exhibirán en Teatros del Canal, el Centro de Cultura Contemporánea Condeduque, la Sala Mirador, la Sala Cuarta Pared, la Nave 73, el Centro Cultural Paco Rabal y el Teatro de la Abadía, todos ellos de la capital, y en las localidades de Coslada, San Lorenzo de El Escorial y Alcalá de Henares.

El Centro de Cultura Contemporánea Condeduque presenta tres funciones de Bros, la reflexión de Romeo Castellucci sobre el orden y la ley
La Sala Mirador programa Fairfly de La Calòrica, premio Max 2018 al mejor espectáculo revelación que se representará, además, en Coslada, y en la Sala Cuarta Pared, El hermoso misterio que nos une, un solo de danza con música de Bach bailado por Jesús Rubio
El Teatro de la Abadía reúne tres de los mejores montajes del Be Festival de Birmingham en Best of Be Festival 2021 Tour Spain
Compañía Absoluta de Argentina presenta tres funciones de Paraguay, una obra sobre la inmigración, en el Centro Cultural Paco Rabal, la Nave 73 y San Lorenzo de El Escorial
La segunda propuesta para el público familiar, Géologie d’une fable del libanés Collectif Kahraba se representará el viernes en San Lorenzo de El Escorial y el sábado y el domingo en Alcalá de Henares
El festival cierra con Terebrante de Angélica Liddell en San Lorenzo de El Escorial, un sondeo en el dolor a partir de la invocación de la figura del cantaor Manuel de los Santos, Agujetas

El encuentro cultural que dirige Alberto Conejero, que se inauguró el pasado 11 de noviembre, se desarrolla hasta el 28 de noviembre en 19 espacios escénicos, once en la capital y ocho en siete municipios de la región, con la presencia de nombres relevantes de la creación contemporánea como Angélica Liddell, Dimitris Papaioannou, Mal Pelo, Romeo Castellucci, Guy Cassiers o Pablo Messiez.

La creación híbrida, el teatro físico, el teatro de objetos y la danza se alternan en una muestra con grupos de España, Bélgica, Grecia, Argentina, Italia, Líbano, Chile, Francia y Reino Unido que tienen al cuerpo como materia de una parte de los espectáculos de esta edición.

Teatros del Canal, centro de referencia del festival, acoge dos espectáculos procedentes de Grecia: Transverse Orientation de Dimitris Papaioannou, en la Sala Roja, donde, con el fondo de la música de Vivaldi proyecta, mediante la danza, una serie de reflexiones sobre la historia de la humanidad, sobre su circularidad y la relación entre hombres y mujeres.

En Larsen C (sábado y domingo, en la Sala Verde), el coreógrafo Christos Papadopoulos ahonda en la poética de sus anteriores montajes Elvedon (2015), Opus (2016) e Ion (2018), piezas de un universo minimalista, aparentemente geométrico y engañosamente simple, basadas en la idea de apariencia y engaño, a partir de la repetición de los movimientos de los bailarines. Y en la Sala Negra (del 26 al 28), el dramaturgo Pablo Messiez estrenará Cuerpo de baile, en el que la danza forma parte de un mismo cuerpo con el teatro y la música.

Más allá de Teatros del Canal, el Centro de Cultura Contemporánea Condeduque acoge tres funciones de Bros de miércoles a viernes. El director italiano Romeo Castellucci reúne a un grupo de hombres anónimos, actores no profesionales que, vestidos de policía, deberán ejecutar las órdenes que les son suministradas a través de unos auriculares. Castellucci plantea en este espectáculo reflexiones sobre la ley y el orden, sobre la responsabilidad individual y colectiva, y la sumisión.

La Sala Mirador programa del 24 al 26 Fairfly de La Calòrica, premio Max 2018 al mejor espectáculo revelación, que aborda el mundo laboral y la crisis económica desde la reflexión política y el humor. Este montaje se representará también en Coslada el sábado. Y en la Sala Cuarta Pared, el bailarín y coreógrafo Jesús Rubio estrena en Madrid El hermoso misterio que nos une, un solo de danza con música de Bach, que constituye una alabanza a la movilidad del cuerpo y del pensamiento.

Del 26 al 28 el Teatro de la Abadía reúne tres montajes del Be Festival de Birmingham en Best of Be Festival 2021 Tour Spain, dentro de la sección del Festival de Otoño Otras experiencias: 40.000 centimetri quadrati de Claudia Catarzi, Levitations de Hannah De Meyer y The end Bertrand Lesca y Nasi Voutsas, en colaboración con Laura Dannequin.

De Argentina procede Compañía Absoluta, que pone en escena, también del 26 al 28, tres funciones de Paraguay, una obra con humor y canciones sobre la inmigración protagonizada por dos mujeres que emprenden un viaje a Estados Unidos. Se representará en el Centro Cultural Paco Rabal, la Nave 73 y el Real Coliseo Carlos III de San Lorenzo de El Escorial.

La segunda propuesta para el público familiar del Festival de Otoño es Géologie d'une fable, del colectivo libanés Collectif Kahraba, que se representará el viernes en San Lorenzo de El Escorial y el sábado y domingo en el Corral de Comedias de Alcalá de Henares. Este espectáculo combina la narración, la danza y la manipulación de objetos y sonidos, y su elemento central es la arcilla, que Eric Deniaud y Aurélien Zouki (directores creadores de Collectif Kahraba) modelan para elaborar piezas (personajes, animales, objetos, paisajes) con las que cuentan historias universales.

 

SG140901547Bros / Romeo Castellucci

 

El festival cierra con Terebrante de Angélica Liddell en San Lorenzo de El Escorial (sábado y domingo), un sondeo en el dolor a partir de la invocación de la figura del cantaor Manuel de los Santos, Agujetas y su dolor existencial, que explica el fundamento del flamenco. El dolor terebrante es un dolor, afirma Liddell, “capaz de destrozar el pecho del mundo”, como un taladro que perfora una herida abierta. Ese dolor se expresa en este espectáculo a través de la seguiriya, el cante primitivo, trágico por excelencia del flamenco.

 

Noticias relacionadas