Masescena - La belleza indómita de Baro d’evel abre hoy la 40 edición del Festival de Otoño, con una primera semana cargada de grandes nombres de la escena internacional

AÑO VI  Número 284

31 ENERO 2023
HOY JUEVES SE INAUGURA LA EMBLEMÁTICA EDICIÓN NÚMERO 40 EN LOS TEATROS DEL CANAL CON LA POESÍA VISUAL DE FALAISE, DE LA COMPAÑÍA FRANCO-CATALANA BARO D’EVEL

La belleza indómita de Baro d’evel abre hoy la 40 edición del Festival de Otoño, con una primera semana cargada de grandes nombres de la escena internacional

Imagen de "Falaise", espectáculo inaugural de la 40 edición del Festival de Otoño

Hoy llega uno de los momentos más esperados en la agenda escénica madrileña, llega el Festival de Otoño, que en este 2022 inaugura su edición número 40 en los Teatros del Canal con la compañía franco-catalana Baro d’evel. Estamos sin duda ante una edición muy importante, porque se alcanzan las cuatro décadas de vida y porque supone, tras los duros años pandémicos, la recuperación de ese espíritu global de una cita que es siempre ventana abierta a las tendencias escénicas del mundo y plataforma desde la que nuestros artistas enseñan sus obras con repercusión amplificada. Empiezan tres semanas donde, como dice su director, Alberto Conejero, “asistiremos sin solución de continuidad a un crisol de poéticas, lenguas, lenguajes y procedencias. Es en la suma de lo diverso que el Festival de Otoño se hace único”.

En palabras de sus creadores, Camille Decourtye y Blaï Mateu Trias, se trata de una ceremonia inclasificable, un sueño lúcido que el espectador recorre junto a ocho seres humanos, un caballo y varios pájaros, donde se entremezcla circo, artes plásticas, danza, humor y poesía visual
Los montajes que pasarán por el festival de artes escénicas durante estas tres semanas ofrecerán “un crisol de poéticas, lenguas, lenguajes y procedencias, que lo hacen único”, afirma su director, Alberto Conejero
Teatro, danza, circo, teatro de objetos y títeres y performance procedentes de 18 países se expandirán por 31 espacios de la Comunidad de Madrid

Y nada más adecuado para ejemplificar estas palabras que el espectáculo de Baro d’evel con el que se inaugura la programación, Falaise (Acantilado) (hoy, mañana y pasado en Teatros del Canal), una ceremonia inclasificable, un sueño lúcido que el espectador recorre junto a ocho seres humanos, un caballo y varios pájaros. La columna vertebral de Baro d’evel es el circo, pero el cuerpo colectivo que disponen en escena está hecho también de artes plásticas, danza, humor y poesía visual.

Falaise es la segunda parte de un díptico en blanco y negro cuya primera parte, titulada , protagonizaban únicamente los dos fundadores de la compañía, Camille Decourtye y Blaï Mateu Trias, junto al cuervo Gus. Aquí están acompañados por otros intérpretes, entre los que están los españoles Oriol Pla y Guillermo Weickert y han contado con María Muñoz y Pep Ramis (la compañía Mal Pelo) como colaboradores en la puesta en escena. El escenógrafo Lluc Castells es, por su parte, el responsable de un espacio escénico que abre planos diversos para que los personajes puedan saltar en el tiempo y llevarse consigo al público por ese laberinto interior lleno de sorpresas. Aquí la palabra es cuerpo, la razón es arte, el tiempo se contorsiona y la vida juega como una niña cruzando un río por un tronco fino. Pero, como dice Camille Decourtye al principio de la función, todo va a ir bien.

Falaise, de la compañía franco-catalana Baro d'evel, estará hoy, mañana y pasado en la Sala Roja de Teatros del Canal.

 

NOCTURNO DE ULRIK3La columna Durruti regresa al Festival con Nocturno de Ulrike o El sujeto histórico / Foto: Lourdes de Vicente

 

Primera semana 

En esta primera semana de festival también se podrá disfrutar de Cómo convertirse en piedra (Teatro de La Abadía, 11 y 12 de noviembre), con dirección y dramaturgia de la polifacética artista chilena Manuela Infante. Es también la primera de las obras que se enmarcan en el ciclo Orilla abierta, que trae varias propuestas desde Iberoamérica.

Esos mismos días, los artistas Moon Ribas y Quim Girón presentan su espectáculo Fenómeno en la Sala Cuarta Pared, donde ambos interactuarán con el hielo, elemento principal de la obra. En la Sala Mirador (11 y 12 de noviembre) se podrá ver Petróleo, del colectivo Piel de Lava. La obra pone en escena el día a día de un grupo de hombres que trabajan aislados en un yacimiento petrolero de la Patagonia argentina.

El Museo Centro de Arte Reina Sofía participa este año en el Festival de Otoño con un programa doble que lleva por título genérico DUELO COLECTIVO Y DUELO PLANETARIO. Mañana tendrá lugar en el Auditorio 200 del Edificio Nouvel la proyección de la primera pieza Monument 0.6: Heterochrony (Monumento 0.6: Heterocronía), de la coreógrafa húngara Eszter Salamon, que participará en un coloquio posterior al visionado junto a Germán Labrador y la propia Isabel de Naverán. Además, esos mismos días se podrá asistir, en la Sala 102 del Edificio Sabatini del Museo Reina Sofía, a la segunda de las propuestas del programa: Unending love, or love dies, on repeat like it’s endless (Amor interminable, o el amor muere, en repetición como si fuera interminable), una coreografía del artista polaco-británico Alex Baczyński-Jenkins que profundiza en las relaciones entre el deseo, la danza, la fragmentación, el amor (entendido como comunalidad), el duelo y el tiempo.

Los días 12 y 13, sábado y domingo respectivamente, se podrá ver Dances for an actress (Bailes para una actriz) en la Sala Negra de Teatros del Canal. Jérôme Bel, el coreógrafo y bailarín francés, gran renovador de su disciplina artística, la danza, se une a la compañía belga tg STAN, concretamente con una de sus fundadoras, Jolente De Keersmaeker, para poner en solfa el concepto mismo de repertorio.

Llegan a Espacio Abierto Quinta de los Molinos (12 y 13 de noviembre) la compañía Collectif Kahraba con Songe d’une forêt oubliée (Sueño de un bosque olvidado), una deliciosa miniatura para ver de cerca, que combina objetos y títeres, sonido e imagen donde se sumerge a los espectadores en un sueño sin palabras. También, signo de la heterogeneidad del Festival de Otoño, llega la danza urbana desde Brasil con el aclamado coreógrafo Bruno Beltrão, que estrena New creation (Nueva creación) en el Centro de Cultura Contemporánea Condeduque (12 y 13 de noviembre).

Cierran esta primera semana la veterana compañía colombiana La Maldita Vanidad con la obra El palmeral (Teatro del Barrio, 12 y 13 de noviembre), que dirige Jorge Hugo Marín a partir del texto de Albert Tola. También, sin alejarnos de la danza, el 12 y 13 de noviembre, en riguroso estreno, se podrá ver en el Espacio Exlímite la pieza de la artista madrileña Julia Nicolau Y todavía somos, fruto de la colaboración entre el Festival de Otoño y la Muestra de Creación Escénica Surge Madrid, que también organiza la Comunidad de Madrid. Y, por último, se podrá disfrutar de Nocturno de Ulrike o El sujeto histórico (Teatro Pradillo, 12 y 13 de noviembre), de La Columna Durruti, binomio formado por Maricel Alvarez y Emilio García Wehbi, asiduos del festival.

 

Retablillo Nao de AmoresRetablillo de Don Cristóbal de Nao d'Amores, hoy en Alcalá de Henares / Foto: Ángela Bonadíes

 

Programación en municipios esta semana

Hoy jueves, en referencia a ese esfuerzo de descentralización, en esta semana de arranque, destacan, en primer lugar, Retablillo de Don Cristóbal (Centro Sociocultural Gilitos, en Alcalá de Henares) donde se pone en escena el clásico del teatro de marionetas de Federico García Lorca, a cargo de la veterana y solvente compañía Nao d’amores, con dramaturgia y dirección de Ana Zamora.

Mañana viernes 11 el Pequeño Teatro de San Sebastián de los Reyes acoge Bag Lady, de la Compañía Antártica, una creación de la actriz y manipuladora de títeres y objetos hispano-polaca Malgosia Szkandera, sencillo y conmovedor espectáculo que da una nueva vida a aquello que hoy representa el demoníaco material que amenaza la estabilidad del medio ambiente: el plástico. También mañana, en esta ocasión en el Teatro Villa de Móstoles, habrá una nueva oportunidad de ver Talaré a los hombres de sobre la faz de la tierra, la obra de María Velasco que la propia autora dirige y con la que ganó el último Premio Max a Mejor Autoría Teatral. La obra pone en relación la violencia emocional y sexual con la violencia sobre el medio ambiente.

En la nómina del fin de semana, concretamente el sábado 12, el Teatro Auditorio Federico García Lorca de San Fernando de Henares acoge Un animal en mi almohada, de la compañía La Promesa, escrita y dirigida por Vanessa Espín. Como broche final a esta semana, en la Casa de la Cultura de Torrelaguna está programada AHAB, viaje al infierno, de la compañía Teatro Percutor, una adaptación libre, creativa y sin artificios de la novela de Melville protagonizada por la gran ballena blanca, Moby Dick.

 

Noticias relacionadas