Masescena - El Brujo, Pablo Carbonell y dos compañías extremeñas protagonizan la sexta edición de la extensión en Cáparra del Festival de Mérida

AÑO VI  Número 268

03 OCTUBRE 2022
A ESTA EXTENSIÓN, SE SUMAN LAS YA EXISTENTES EN MEDELLÍN, REGINA Y, COMO CADA DOS AÑOS, MADRID

El Brujo, Pablo Carbonell y dos compañías extremeñas protagonizan la sexta edición de la extensión en Cáparra del Festival de Mérida

Cáparra acoge la sexta edición de la extensión del Festival de Mérida en su cautivador yacimiento romano primera sede del festival en la provincia de Cáceres.

Del 11 al 14 de agosto, la ciudad cacereña acogerá cuatro espectáculos que se recuperan de anteriores ediciones del Festival de Mérida, concretamente de la 67ª edición: Hipatia de Alejandría (11 de agosto), Mercado de amores (12 de agosto), Las suplicantes (13 de agosto) y Los Dioses y dios de ‘El Brujo’ (14 de agosto).

El Festival de Mérida abrió en 2017 su cuarta extensión en la ciudad romana de Cáparra, el primer escenario del certamen que vio la luz en la provincia de Cáceres
Durante los próximos días 11, 12, 13 y 14 de agosto 22h45 se podrá disfrutar de cuatro exitosas obras de anteriores ediciones: Hipatia de Alejandría, Mercado de amores, Las suplicantes y Los Dioses y Dios de Rafael Álvarez el Brujo

Durante la rueda de prensa de presentación, Jesús Cimarro, Director del Festival de Mérida ha destacado la importancia de la sede cacereña porque “supone extender el Festival a la provincia de Cáceres y cada extensión es ya un pilar imprescindible en la riqueza de este festival. En concreto, Cáparra hace posible que la comarca de Trasierra – Tierras de Granadilla sea un foco cultural en agosto, que ofrece a los ciudadanos un espacio de ocio, entretenimiento y de atractivo turístico de calidad.” 

Miriam García Cabezas, Secretaria General de Cultura ha subrayado que “los yacimientos arqueológicos son una gran oportunidad para esta tierra, porque ponen en valor nuestro pasado para dinamizar nuestro presente y convertirlo en parte de nuestro futuro. Cáparra, junto a Regina y Medellín, vienen a demostrar la vocación del Festival de Mérida para universalizarse y universalizar el legado grecolatino que hemos recibido.y lo convierten en el único certamen de teatro grecolatino con cuatro sedes permanentes en espacios arqueológicos.”

Por su parte, el Diputado de Cultura de Cáceres, Fernando Grande ha expresado la gratitud de formar parte del Festival  “llevamos ya seis años haciéndolo y la verdad que la Diputación de Cáceres estamos muy satisfechos con el resultado que hemos obtenido. En primer lugar, porque éramos conscientes de que teníamos un patrimonio excepcional que había que poner en valor y darlo a conocer a toda la ciudadanía; y en segundo lugar, porque entendemos que es también un marco perfecto para este tipo de representaciones. Se cumple con uno de los objetivos que perseguimos desde la institución provincial, que es el de llevar la cultura a todos los rincones y que todo el mundo, independientemente del lugar donde residan, puedan disfrutar de la Cultura en mayúscula.”

Julia Gutiérrez, Presidenta del Ceder de Cáparra, ha destacado la importancia de la extensión de Cáparra porque “es un impulso promocional para nosotros, como pocos y no sólo para nuestra comarca, sino también para las comarcas colindantes; por lo tanto, para toda la provincia de Cáceres. El teatro es arte, es cultura, es entretenimiento, es turismo, es economía; por lo tanto, el arte es vida”.

 

PROGRAMACIÓN 

Hipatia de Alejandría / 11 de agosto

Entre los siglos IV y V después de Cristo, Alejandría es el más importante foco cultural del Imperio Romano de Oriente. En medio de esta vorágine nace Hipatia, la hija del matemático y astrónomo Teón, la primera mujer filósofa de la historia y la primera mujer científica dentro del concepto de ciencia de la antigüedad. Hipatia, movida por su amor por el conocimiento, funda escuela en la que sus discípulos reciben sus lecciones y sus mensajes de tolerancia y respeto. Su personalidad será puesta en entredicho por aquellos que movidos por el fanatismo y el odio a la promoción e igualdad de las mujeres, la consideran enemiga para sus intereses. 

Por motivos evidentes, algunos absolutamente vigentes en la actualidad, el hecho  de llevar a escena este capítulo y este personaje de la antigüedad clásica, protagonista de una auténtica tragedia, y teniendo como base sus teorías, enseñanzas e ideas transmitidas a lo largo de los siglos por sus discípulos, resulta oportuno en estos tiempos de involución que vivimos. Esta obra nos cuenta, a través de la dramaturgia de Miguel Murillo, la historia de Alejandría y la de Hipatia, sus deseos, sus realidades, sus amores y sus duelos. 

 

Mercado de amores / 12 DE AGOSTO 

Lo primero que dejará perplejo al espectador es la modernidad de los planteamientos de esta obra de Plauto, versionada por Eduardo Galán. Corrupción, lujuria, codicia desorbitada y unos personajes que creados hace 21 siglos nos miran y nos dicen: “soy como tú. Y sí, soy Panfilo y soy como tú, pero también soy un Benny Hill mirando las piernas de una enfermera, y Harpo Marx corriendo detrás de una corista, y quizás sea como ese irresistible Don Juan que tantos descalabros morales cometió y de cuya memoria se guarda respeto gracias al perdón obtenido en la Confesión”. Lo malo del protagonista es que no reúne los atractivos del personaje de Zorrilla pero sí suficiente riqueza para saltar despreocupado de un lecho a otro. El destino le pondrá en su sitio para escarnio, burla y regocijo del respetable. 

 

Las suplicantes / 13 DE AGOSTO

Desde las arenas del Nilo, las Danaides, guiadas por su padre, llegan como suplicantes de asilo a la costa de Grecia. Han atravesado el mar, escapando de una boda forzada con sus primos. La ciudad de Argos les da cobijo, pero el enemigo no tarda en buscar a las mujeres que cree suyas. Libres por fin, las Danaides habitan en Argos; sin embargo, pronto llegará una guerra y el dolor se multiplica cuando el vencedor se niega a devolver los cuerpos de los vencidos. Las madres de los caídos, acompañadas por las Danaides, marcharán en busca de los cadáveres de sus hijos. 

La versión de Silvia Zarco sobre ‘Las suplicantes’ de Esquilo y Eurípides es una mirada catártica al pasado para reencontrarnos como seres humanos a través del acto ritual que es el teatro. Rito, reflexión y llanto colectivo para un momento histórico en que conllorar es absolutamente necesario. 

 

Los dioses y dios / 14 DE AGOSTO

Esta obra, con dirección de Rafael Álvarez, ‘El Brujo’, es una reflexión libre a partir de “Anfitrión” de Plauto. El verdadero interés de los mitos griegos es que la cultura del mediterráneo hizo a sus dioses a su imagen y semejanza, algo que no había ocurrido en otras culturas. Los griegos eran más realistas y existía una relación entre los seres humanos y los divinos. Los griegos nos transportan a una época en que la relación con la madre tierra y el hombre era evidente, abierta y sin precedentes. 

La mitología nos deja apreciar la magia de los griegos, el brillo de ese mundo diferente, más vivo y animado. Un mundo único con una única búsqueda de lo esencial. Todas las búsquedas, una búsqueda. Todos los dioses, Dios. Al fin y al cabo, nosotros, los hombres, llevamos toda la eternidad intentando averiguar y explorar una misma cosa: un sentido a nuestra existencia y un ‘¿qué hay después?’. 

En este trabajo de lujo hay amor, humor y una esencia: el teatro es vida y es, además, divertido. En este juego que va de los dioses a lo divino es donde podremos disfrutar de la elegancia del maestro Rafael Álvarez El Brujo y su dominio de las tablas, de esa mitología que ya hemos presentado como un mundo animado y apasionado. 

 

Más información y horarios sobre la programación y venta de entradas en www.festivaldemerida.es

 

Noticias relacionadas

Últimas noticias
Play
Play