Masescena - El Festival Temporada Alta cierra una edición marcada por la situación política catalana con 61.605 asistentes (2.306 más que el año pasado)

AÑO III  Número 132

28 FEBRERO 2020
BALANCE DE LA XXVIII EDICIÓN DE TEMPORADA ALTA

El Festival Temporada Alta cierra una edición marcada por la situación política catalana con 61.605 asistentes (2.306 más que el año pasado)

Temporada Alta cierra la 28ª edición con un público fiel y activo que ha respondido de forma masiva a la programación. Este año, entre el 6 de octubre y el 9 de diciembre, se han podido ver 95 propuestas. La afluencia a los espectáculos ha estado marcada por la situación política catalana, sobre todo durante el mes de octubre, coincidiendo con la publicación de la sentencia del Procés, que ha supuesto una disminución con respecto a la ocupación, aunque en cifras absolutas de público el festival ha aumentado el número de espectadores: 53.086 espectadores (49.514 el año pasado) y 89.21% de ocupación (94,4% en la pasada edición).

Temporada Alta cierra una edición marcada por la situación política catalana con 61.605 asistentes (2.306 más que el año pasado) en el conjunto de actividades propuestas
53.086 espectadores (3.545 más que el año pasado), que representan un 89,21% de ocupación, han asistido a las 95 propuestas a lo largo de dos meses de festival en el que se han programado 243 funciones
La nueva edición ha contado con 27 espectáculos internacionales, llegados de 16 países, de la mano de grandes artistas como Alessandro Serra, Thomas Ostermeier, Jérôme Bel, Claudio Tolcachir, Christiane Jatahy, o compañías como Lagartijas tiradas al sol, Microscopía o la Royal Shakespeare Company, entre muchos otros
El Festival ya trabaja en la nueva edición de Temporada Alta en Iberoamérica, que tendrá lugar del 5 al 16 de febrero de 2020 en Buenos Aires, Montevideo y Lima
La Semana de Programadores bate récord de asistencia con la presencia de 105 profesionales nacionales e internacionales provenientes de 14 países diferentes
En total 8.662 personas se han beneficiado de los programas sociales y educativos del festival. 5.414 estudiantes y 624 docentes han participado en las 219 actividades organizadas en el marco de A Tempo, Artes y Formación
20 de los 25 nuevos espectáculos que ha coproducido Temporada Alta tienen garantizada gira o temporada posterior a escala nacional o internacional

La cifra total de participantes al Festival se eleva a las 61.605 personas -el año pasado 59.299-, un dato que es el resultado de sumar los espectadores de sala (53.086) con los asistentes en las actividades complementarias (2.413) y los participantes del proyecto A Tempo – Artes y Formación (6.106).

En esta edición, se han estrenado 47 espectáculos, de los que 28 son estrenos absolutos, 6 en Cataluña y 13 en España. 27 de los montajes han sido internacionales, procedentes de 16 países diferentes, y 30 han sido obras de creación contemporánea. En total se ha llegado a las 243 funciones, 27 de las cuales se han añadido per la elevada demanda de entradas.

 

La internacionalización de Temporada Alta

Temporada Alta tiene como uno de sus objetivos principales presentar al público y a los profesionales una buena muestra de los mejores espectáculos internacionales del momento. Este año, el festival ha seguido la apuesta para programar algunos de los grandes nombres de la escena europea, y también del otro lado del Atlántico gracias al apoyo del programa Iberescena. Así, se ha podido ver a la Royal Shakespeare Company, Alessandro Serra, Thomas Ostermeier, Tiago Rodrigues, Jérôme Bel, Claudio Tolcachir, Christiane Jatahy y a las compañías mexicanas Lagartijas tiradas al sol y Microscopía – junto a Oligor-, entre otros.

En total, se han programado 27 espectáculos de fuera de Cataluña que han permitido mostrar las tendencias escénicas de todo el mundo, al mismo tiempo que alimentar la creatividad de los creadores del país y propiciar un encuentro entre artistas y universos artísticos diversos. La programación internacional favorece año tras año la visita de profesionales y agentes internacionales en el festival, que tienen la oportunidad de conocer a los artistas y la realidad escénica de nuestro país, y de esta manera poder impulsar futuras colaboraciones internacionales.

En el marco de la internacionalización, esta ha sido la segunda edición en la que el festival ha trabajado con el proyecto Pyrenart, una iniciativa transfronteriza, con la financiación de la Unión Europea a través del proyecto Interreg/POCTEFA, que hace que cinco socios de la banda francesa de los Pirineos y tres de la banda española trabajen en red, compartan conocimientos y generen oportunidades. El fruto de este trabajo en común han sido las obras La melancolía del turista, Kultur, Trahisons y Parias, que se han podido ver en Temporada Alta.

 

Semana de programadores

La Semana de Programadores es un buen ejemplo de las líneas de internacionalización que ha puesto en marcha Temporada Alta en las últimas ediciones y del trabajo hecho con artistas y profesionales nacionales e internacionales. Coincidiendo con su novena edición, el encuentro que pone en contacto el mundo artístico del país con agentes escénicos internacionales ha batido récord de asistencia, gracias al apoyo de Acción Cultural Española A/CE, con la presencia de 105 profesionales llegados de 14 países diferentes. Entre estos, han pasado por este evento instituciones diversas y espacios de referencia internacional como el Teatro Nacional de Bruselas, el Wiener Festwochen (Festival de Viena), el Kunsten Festival des Arts, el Museo de Arte Contemporáneo de Chicago, el Kaaitheater de Bruselas, el Théâtre Garonne de Toulouse, el Festival de Hong Kong o el Festival La Batie de Ginebra, entre otros.

Como en las anteriores ediciones, la programación de la Semana de Programadores ha mostrado al público y profesionales propuestas de artistas de fuera de Cataluña (Angélica Liddell, Jérôme Bel, Oligor y Microscopía, Christiane Jatahy) pero con una programación centrada en las obras de los creadores catalanes, con nuevos montajes de El Conde de Torrefiel, Àlex Rigola, Cabosanroque, Pere Faura, Roser López Espinosa y Txalo Toloza y Laida Azkona. Además, durante la semana se hizo una presentación de proyectos en fase de preproducción y creación que incluyó propuestas de Lali Ayguadé, El conde de Torrefiel y el Colectivo Cultura y Conflicto.

El festival no sólo ha recibido visitas de profesionales durante la Semana de Programadores. Cada vez más, Temporada Alta acoge agentes nacionales e internacionales durante toda su programación, interesados ​​en ver propuestas artísticas concretas que se presentan. Estas visitas muchas veces tienen sus frutos en forma de contratación de espectáculos o coproducciones a medio plazo, y en algunos casos con contactos para presentar las nuevas producciones internacionalmente.

 

Temporada Alta en Iberoamérica

Desde el año 2013 Temporada Alta viaja con artistas catalanes a otros países. Primero con la iniciativa Temporada Alta en Buenos Aires, y más tarde sumando Temporada Alta en Montevideo y Temporada Alta en Lima. El resultado de todo este trabajo ha permitido la consolidación del festival en Iberoamérica, cuando ya se han llevado a las diversas sedes 24 espectáculos de compañías del país, y 14 autores participantes en el Torneo de Dramaturgia de Buenos Aires, que en total han representado más de 250 funciones con cerca de 30.000 espectadores.

Actualmente se está trabajando en la edición 2020 de Temporada Alta en Iberoamérica, que tendrá lugar del 5 al 16 de febrero en Buenos Aires, Montevideo y Lima, con el apoyo del Institut Ramon Llull, el Centro Cultural de España en Buenos Aires y el Centro Cultural de España en Lima, entre otros.

 

Los estrenos y coproducciones del Festival

Ya hace años que Temporada Alta participa en coproducciones, cada vez de forma más intensa y con el objetivo de consolidar una línea de producción propia y definida. Aunque las circunstancias económicas y políticas hacen que cueste mucho trabajar a medio y largo plazo, la coproducción de espectáculos con compañías y teatros del país -y también con algunos agentes culturales internacionales- se encuentra cada vez más en el centro de los intereses y de la actividad del festival.

Este año, se ha trabajado en 25 producciones de nuevos espectáculos con socios muy diversos: desde grandes instituciones como el Teatre Lliure (En el alto para siempre), la Sala Beckett (Aquest país no descobert que no deixa tornar de les seves fronteres cap dels seus viatgers), el festival Grec (Dimonis), FiraTàrrega (Livalone), el CCCB (grrrls!) o el Mercat de les Flors (Trama), hasta compañías independientes como Cascai Teatre (Noucents, el pianista de l’oceà), la cía. Marta Carrasco (Jo, dona) o la cía. Sol Picó (Red Room).

La participación en estas coproducciones ha tomado también, como en los últimos años, formas diversas. Dos de las coproducciones se han gestionado desde el Festival, que ha asumido la producción ejecutiva. Es el caso de la colaboración con el Teatre Nacional de Catalunya de La mort i la primavera, obra inacabada de Mercè Rodoreda dirigida por Joan Ollé; y también de la producción CredoinunsolODIO, obra de Stefano Massini dirigida por Rosa Maria Sardà en recuerdo de la actriz Cristina Cervià.

En esta 28ª edición también encontramos ejemplos de proyectos para los cuales ha sido necesario unir esfuerzos con agentes internacionales, como es el caso de O agora que demora, de Christiane Jatahy, que se ha coproducido entre otros con el Festival de Aviñón y el Teatro Nacional de Bruselas, dos instituciones con quien el festival colabora habitualmente. También son un buen ejemplo la coproducción con el Théâtre Vidy-Lausanne de Una costilla sobre la mesa. Madre, de Angélica Liddell, o Dimonis, de CaboSanRoque, coproducida con La Filature Scène Nationale de Milhouse.

 

T Alta 2019 2

 

Coproducciones con gira

Cada año son varias las obras coproducidas por Temporda Alta que tienen gira garantizada una vez finaliza el festival. En esta nueva edición, encontramos La melancolía del turista, de Oligor y Microscopía, que tras estrenarse en Girona pasará por el Festival Grec y pondrá en marcha una gira nacional e internacional. Dentro de la categoría de espectáculos estrenados también hay Aquest país no descobert que no deixa tornar de les seves fronteres cap dels seus viatgers de Àlex Rigola, que se presentará en la Sala Beckett e iniciará posteriormente una gira; Dimonis de Cabosanroque, que pasará por el Festival Grec y recorrerá los escenarios de todo el país; En el alto para siempre, de Juan Navarro y Gonzalo Cunill, con presentación en el Teatre Lliure y posterior gira; y Jo, dona, de Marta Carrasco, con gira confirmada y presentación en Barcelona. Por su parte, La mort i la primavera de Joan Ollé ha estado entre octubre y noviembre en el TNC.

En cuanto a aquellos espectáculos que se han podido ver a través del festival por primera vez en el España, y que tienen ya asegurada gira internacional, destacan Una costilla sobre la mesa. Madre, de Angélica Liddell, y O agora que demora, de Christiane Jatahy. En total, 20 de las 25 coproducciones, ya tienen gira y/o temporada prevista.

Temática Realidad - Teatro

Temporada Alta, como proyecto atento a lo que ocurre en las artes escénicas, ha apostado por la incorporación de varios espectáculos que son un reflejo de la sociedad y la actualidad política y social. Esta propuesta, que ya es una tendencia sobre los escenarios de todo el mundo, es fruto de unos creadores que cada vez integran más en su proyecto artístico la mirada sobre el mundo que les rodea.

Este año, la situación de inmigrantes y refugiados ha sido uno de los temas que se ha visto reflejado en O agora que demora, de Christiane Jatahy; la temática de la muerte es el núcleo de Aquest país no descobert que no deixa tornar de les seves fronteres cap dels seus viatgers de Àlex Rigola o en Una costilla sobre la mesa. Madre de Angélica Liddell; y las vivencias en la franja de Gaza, en CredoinunsolODIO, de Stefano Massini. El turismo y la búsqueda de paraísos perdidos ha tenido su espacio con propuestas como La Melancolía del turista, de Oligor y Microscopía; la problemática de buscar piso en nuestras ciudades, en Livalone de Francesc Cuéllar; y como el racismo todavía sigue vivo en nuestra sociedad ha estado presente en A.K.A, de Daniel J. Meyer.

Otros ejemplos de artistas y espectáculos que han hablado en esta edición de su visión del mundo, concretamente en el campo de la danza, son Sol Picó y Susanna Barranco, que en Red Room ponen sobre la mesa la temática de la prostitución; o Marta Carrasco, que en Jo, dona, habla de la transexualidad.

Además, en esta edición también se han concentrado varios espectáculos inspirados en los clásicos, que ayudan a buscar respuestas al momento actual, como Medida por Medida, de la Royal Shakespeare Company, Macbettu de Alessandro Serra o Dimonis de Cabosanroque. Se han visto espectáculos que hablan de las personas y de cómo nos afectan los problemas sociales -la depresión, la soledad o el trabajo-, como es el caso de Sopro de Tiago Rodrigues, Ostia de Sergio Blanco o Próximo de Claudio Tolcachir.

El compromiso del Festival con los proyectos socioeducativos

El programa social y educativo Temporada Alta 2019 ha permitido a usuarios de diversas entidades vivir de cerca los espectáculos del festival. Con un trabajo conjunto con la Fundación La Ciutat Invisible, Temporada Alta ha dedicado parte de sus esfuerzos a las asociaciones que trabajan con personas en riesgo de exclusión para poder ofrecer una experiencia de calidad y enriquecedora. Por ello, en esta 28ª edición, 8.662 persones han beneficiado de los programas sociales y educativos, 2.624 entradas de las cuales se han destinado a miembros de 64 colectivos sociales, educativos y entidades del territorio.

 

A Tempo, Artes y Formación

A Tempo es el proyecto central que vehicula el compromiso educativo de Temporada Alta y la Fundación La Ciutat Invisible. En esta línea, A Tempo tiene como principal objetivo conectar el mundo de las artes y el mundo de la educación en las comarcas gerundenses. Este año, en el marco del festival, se ha apostado por dar continuidad al proyecto con el objetivo de generar y promover espacios de interacción entre jóvenes, estudiantes, maestros y profesionales de las artes y la cultura.

Han participado 5.414 estudiantes y 624 docentes de 52 centros educativos de la provincia de Girona. Unas cifras que demuestran el buen estado de salud del proyecto. En total se han realizado 219 actividades gracias a la colaboración de 68 artistas.

 

Retorno económico del Festival

Temporada Alta actúa cada vez más como elemento cohesionador de la sociedad gerundense y de toda su área y hace de motor económico de la ciudad (en sentido amplio, no sólo el municipio).

Este año, por ejemplo, han trabajado en el Festival un total de 1.170 personas (193 directos), con dedicación muy diversa: contratados por Bitò o por los espacios de exhibición, facturando el Festival (producción, técnicos, administración, prensa y comunicación, personal de teatros, cartelería, runners, taquillas, relaciones públicas...). Asimismo, los equipos artísticos y técnicos de todos los espectáculos que han pasado por el festival han tenido trabajando 677 personas y se ha trabajado con más de 300 proveedores externos.

A esto hay que sumar lo que gastan los visitantes en la ciudad, y que vienen expresamente para Temporada Alta. Este año, desde el Festival, se han gestionado 1.248 pernoctaciones en hotel entre el 6 de octubre y el 9 de diciembre para los equipos artísticos o para la prensa, entre otros. Además, a esta cifra aún hay que sumar todas las habitaciones que han contratado las compañías por su cuenta, los profesionales y el público.

En cuanto al balance económico, la partida de ingresos del Festival (que tiene un presupuesto global de 3.564.457€ se distribuye en un 45.60% de aportación pública, un 30.62% de esponsorización y otros recursos, y un 23,78% de entradas. Estas cifras confirman la tendencia de los últimos años, con un crecimiento de los recursos que provienen de los sponsors en detrimento de la aportación pública. Estas cifras corresponden al cierre provisional, a la espera del cierre definitivo que se hará en breve.