Masescena - Teatro

AÑO IV  Número 167

28 OCTUBRE 2020

Que ‘El Brujo’ levanta pasiones, allá por donde actúa, es un hecho constatado. Ciudad Real no iba a ser menos, es más, la pasión la desató semanas antes cuando colgó el cartel de no hay billetes. En los tiempos que corren ver un teatro lleno es algo maravilloso. Cómico aterrizó en las tablas del Teatro Quijano para divertir al espectador. Mostrando de esta manera que Rafael Álvarez aparte de con los clásicos también ofrece otro tipo de espectáculos. La esencia de diez años sobre los escenarios con distintas obras se concentra en Cómico. En ella se adentra en lo más profundo de su persona para explicar el fin con el que llegó a cada obra y por qué la hizo.

No habrá vestimentas teatrales, ni ritmos bucólicos en fríos salones, ni trastos que denoten el tiempo campestre. La acción se desarrollará en la ya vieja y golpeada escenografía de Mujeres soñaron caballos. Una mesa, dos sillas y una botella. Quitando elementos hasta llegar a la expresión mínima, adecuada para los actores. Espía a una mujer que se mata, versión de Tío Vania, acaba sedimentando algunas cuestiones de orden universal: el alcohol, el amor por la naturaleza, los animales toscos y la búsqueda de la verdad a través del arte. Dios, Stanislavski y Genet, desvencijados.

  • El director y dramaturgo Miguel del Arco ha seleccionado uno de los textos más exitosos de los últimos años para su nueva incursión en el género de la comedia
  • Roberto Enríquez, Cristóbal Suárez y Jorge Usón interpretan a tres amigos que se cuestionan los pilares de su relación a partir de una controvertida obra de arte

  • Una obra de Star Elite, producida por Amiti Medina
  • Hasta el 25 de noviembre. Sábados las 16.45 horas y domingos a las 12.30 horas.
  • El Gran Libro Mágico es una apuesta segura de entretenimiento para toda la familia