Masescena - Teatro

AÑO IV  Número 200

21 JUNIO 2021

A principios de semana el Teatro Goya acogía la presentación de Esperando a Godot, una obra de Samuel Beckett, dirigida por Antonio Simón y producida por Pentación. La obra está protagonizada por Pepe Viyuela, Alberto Jiménez, Juan Díaz, Fernando Albizu y Jesús Lavi. En la rueda de prensa, la compañía asistió al completo.

Ocaña, reina de las Ramblas llega al Teatro Condal. El espectáculo musical de Marc Rosich y Marc Sambola está protagonizado por Joan Vázquez, que se pone en la piel del icono gay de la Barcelona de la transición, precursor de toda una manera de vivir y entender el mundo. El espectáculo ha ganado varios premios como: Premio de la Crítica 2019 al Mejor Musical, Premio de la Crítica 2019 al Mejor Intérprete de Musical, Premio Teatro Barcelona 2019 al Mejor Musical y Premio Teatro Barcelona 2019 al Mejor Intérprete de Musical.

El Umbral de Primavera se prepara de nuevo para acoger el fin del mundo creado por Luis Sorolla en Los precursores. Imaginando un comienzo incierto a partir de un final, esta pieza continúa su camino tras su éxito el pasado mes de abril. Los protagonistas son dos niños y una niña que, tras criarse en soledad en un bosque después de que sus vidas anteriores se vieran interrumpidas, se convierten en 3 hermanos que cuentan historias. Desde su tienda de campaña, recuerdan la misión que recibieron de sus padres: Tenéis que contarlo todo.

El Festival Iberoamericano del Siglo de Oro. Clásicos en Alcalárepone, para conmemorar su 20 aniversario (2001-2021) y con producción de la Comunidad de Madrid, la icónica escenificación deAdolfo Marsillach que, en 1986, inauguró la Compañía de Teatro Clásico, y con la que el director elaboró un tratado escrito sobre las tablas y cambió para siempre la forma de entender las representaciones sobre textos de nuestro Siglo de Oro en España,sustentándola en el texto, el ritmo y el meticuloso trazado del movimiento. La reposición del espectáculo cuenta con la colaboraciónCompañía Nacional de Teatro Clásico.

En Mi padre no era un famoso escritor ruso, Bárbara Bañuelos crea un documental escénico que tiene como punto de partida para su proceso creativo un yo autobiográfico que se convierte en un yo expansivo (un nosotros) en el proceso de investigación-creación. Conceptos como memoria, imaginación, tiempo, realidad-ficción se relacionan y se ponen en juego para pensarse desde otro lugar.

¿Qué hubiera sucedido si Leonor de Aquitania hubiera leído a Freud? ¿Y si Enrique VIII se viera obligado a vivir en democracia? ¿Qué pensaría el primer trovador de la historia si escuchase a Elvis? La original e irreverente compañía Proyecto Barroco presenta en Madrid su última creación, La historia más surrealista jamás cantada (El legado). El espectáculo podrá verse en el Teatro Infanta Isabel tres únicas veladas, los domingos 13, 20 y 27 de junio, a las 20.30 horas.

La Sala Margarita Xirgu del Teatro Español, espacio del Área de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid, acoge del 24 de mayo al 13 de junio las representaciones de El silencio de Elvis, obra escrita y dirigida por Sandra Ferrús e interpretada por José Luis Alcobendas, Elías González, Martxelo Rubio, Susana Hernández, Concha Delgado y la propia Ferrús. El espectáculo, que acerca al público un tema tan complejo como el de las enfermedades mentales y su estigma social, estará en cartel de martes a domingo, a las 19:30 horas.