Masescena - Teatro

AÑO IV  Número 167

28 OCTUBRE 2020

La Fundación Teatro Corral de Comedias llevaba meses preparando la que iba a ser la tercera edición del Festival de Autos Sacramentales, un festival único y diferente de Teatro Clásico que desde 2018 se celebra en Almagro coincidiendo el Corpus Christi. Una muestra nacida para dar a conocer, revitalizar y estudiar este género teatral tan genuinamente español y que este año, por las circunstancias de la crisis sanitaria del Covid-19, no podrá celebrarse de forma presencial como en años anteriores.

Tras el cese de actividad producido por la pandemia de enfermedad por coronavirus de 2019-2020, Aúpa Teatro se hace cargo de devolver a los teatros su espíritu con Un matrimonio aberrante, una pieza de microteatro creada y protagonizada por Carolina Touceda y Alex Ortín. La creación de esta obra ha recibido el apoyo del Programa IberEscena y una residencia artística en cheLA (Centro Hipermediático Experimental Latinoamericano), en Buenos Aires, Argentina.

Trece actores de La Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico preparan el montaje En otro reino extraño, una obra que gira en torno a Lope y el amor, una selección de textos poéticos y dramáticos menos conocidos, que ofrecen una mirada diferente del autor. Este proyecto, gestado durante el confinamiento, dirigido por el actor y director David Boceta con dramaturgia de Luis Sorolla, se publicará en formato video en las redes sociales de la Compañía en los últimos días de junio.

Estamos pasando unos momentos, que se prevén largos, muy duros para nuestra profesión. El teatro ha sido siempre y seguirá siendo un Arte mayor en el que el contacto directo y único de los actores con el público es vital para su supervivencia y al mismo tiempo es su esencia, lo que lo convierte en un acto único. Ese momento presente al que asistimos como espectadores es siempre irrepetible. 

El Festival de Teatro Clásico de Peñíscola se celebrará este año adaptándose a la "nueva realidad del coronavirus". A pesar de que inicialmente estaba prevista su realización a principios del mes de julio, la dirección y la Diputación de Castellón han decidido posponerlo dos semanas, y se han establecido finalmente como fechas de las representaciones del 17 al 31 de julio.

El director, actor y dramaturgo argentino Claudio Tolcachir, uno de los creadores habituales del festival Temporada Alta, impartirá un seminario de actuación online organizado por la sala teatral de Buenos Aires TIMBRe4 y Temporada Alta. Se trata de una propuesta dirigida tanto a actores y actrices como a alumnos avanzados de interpretación y las inscripciones estarán abiertas desde este miércoles 20 de mayo hasta el viernes 5 de junio.

En esta nueva semana de resistencia teatral, #TeatroConfinado añade una nueva pieza a su repertorio, Ronem Ram.0, de Onírica Mecánica, una parábola que reflexiona sobre nuestro futuro y la crisis climática a partir del actual colapso medioambiental del Mar Menor. Una producción que lleva dos años en periodo de gestación y que en este momento se ha topado con una realidad que supera su propia ficción. Gracias a su colaboración con la Universidad de Murcia, el espectáculo cuenta con un sustento científico sólido para hacernos llegar a una necesaria toma de conciencia sobre los daños irreparables de la acción humana sobre una naturaleza. La pieza es un organismo vivo que se mueve entre la realidad y la ficción para imaginar y especular escenarios medioambientales y humanos posibles en un futuro próximo. Una experiencia teatral confinada para 2 cámaras, 3 voces, una casa transformada y un montón de objetos e imágenes. Jesús Nieto ha creado una pieza inmersiva donde las nuevas tecnologías se convierten en una herramienta más de la dramaturgia.

En este primer lunes de mayo muchos son los que se enfrentan a los primeros pasos de la desescalada, cuatro etapas que conectan nuestras vidas de entonces con la nueva normalidad. En esta Fase 0, desde La Abadía seguiremos acompañando la incertidumbre, pero también la alegría y la esperanza, con nuestro #TeatroConfinado, este formato de resistencia, nacido de la emergencia, que en su séptima semana ya supera las 50 funciones y ha congregado a más de 1500 espectadores.

Del 17 al 30 de abril estaba programada, en los Teatros del Canal, Renacimiento, una obra de la compañía teatral La tristura. Era el estreno absoluto. Debido a la crisis sociosanitaria derivada del coronavirus y el COVID19, el teatro permanece cerrado, y por ahora la pieza no subirá a escena. “La proyección de ese día 17 como un día que no olvidaríamos jamás se ha quedado detenida, como tantas cosas en estos momentos”, explica la compañía. “Al lado de todo lo que está pasando es poco, pero como decía Mary Oliver, esta es nuestra ‘única y preciosa vida". Todavía no sabe cuándo se estrenará Renacimiento, “la buena noticia es que el título resiste bien”. A la espera de encontrar, con los Teatros del Canal, la mejor fecha, la agrupación trata de imaginar “cómo continuar una creación sin poder ensayar y sin saber ahora cuándo se presentará al mundo. No es grave, es una situación conocida”.

Entramos en el mes de mayo tras seis semanas de confinamiento y con la vista ya puesta en nuestros primeros paseos al aire libre, haciendo balance de lo vivido e intentando prever a qué se parecerá el presente que un día dejamos atrás. Annie Pui Ling Lok y Juan Ayala nos acercan al desasosiego de la espera en Instrucciones previas, una pieza sonora de #TeatroConfinado nacida en esa espera para intentar intervenir en nuestro presente frente a la coerción y el miedo a las profecías de saldo. El espectáculo, al que se accederá a través de la plataforma de mensajería instantánea Telegram, está concebido como una pseudoaudioguía a tres voces —el propio Juan Ayala, Jesús Barranco y Paula Rodríguez— donde cada casa se convierte en un espacio escénico, y cada espectador deviene en intérprete de la acción.