Masescena - «El Grito», basada en la lucha real de una mujer contra una injusticia, se estrena en el teatro Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa

AÑO V  Número 214

20 SEPTIEMBRE 2021
ESCRITA POR ITZIAR PASCUAL Y AMARANTA OSORIO, LA OBRA NARRA EL CASO DE UNA MUJER QUE TUVO QUE DEFENDERSE EN LOS TRIBUNALES DE UN ERROR QUE MARCÓ SU MATERNIDAD Y SU VIDA

«El Grito», basada en la lucha real de una mujer contra una injusticia, se estrena en el teatro Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa

El teatro Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa, espacio del Área de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, coproduce con la veterana y prestigiosa productora Pilar de Yzaguirre este texto de Itziar Pascual y Amaranta Osorio, cumpliendo así parte de los objetivos de la nueva dirección: apoyo la dramaturgia española contemporánea y búsqueda de equilibrio y paridad en los equipos de creación y dirección. El Grito es un texto comprometido con la realidad que nos rodea, actual, emocionante y valiente. Un texto que no deja indiferente a nadie. Las representaciones se acompañarán de mesas redondas y debates en torno a los temas que se tocan en el espectáculo.

Adriana Roffi dirige a un elenco de nueve actores formado por Ana Fernández, Nuria García, Óscar Codesido, Lucía Barrado, Alberto Iglesias, José Luis Alcobendas, Carlota Ferrer, Elsa Chaves y Pablo Turégano
El montaje es una coproducción de Pilar de Yzaguirre, Ysarca, y el Fernán Gómez. CC de la Villa y estará en cartel del 26 de febrero al 4 de abril
Nuria Espert y Rocío Márquez ponen voz y música a la campaña audiovisual que acompaña el estreno y en el que Rosa Montero, Natalia Menéndez, Laila Ripoll, Suzel Bannel y otras mujeres de la cultura suman su ‘grito’ por las mujeres que han tenido que combatir grandes injusticias

Escrito por Itziar Pascual (Premio Nacional de Artes Escénicas para la Infancia y la Juventud 2019) y Amaranta Osorio, y dirigido por Adriana Roffi. El elenco está compuesto por Ana Fernández, Nuria García, Óscar Codesido, Lucía Barrado, Alberto Iglesias, José Luis Alcobendas, Carlota Ferrer, Elsa Chaves y Pablo Turégano (estos dos últimos como sustitutos en algunas de las funciones).

El Grito está basada en una historia real que ocurrió hace algunos años en España: el caso de una mujer que se ve obligada a defenderse en los tribunales de una injusticia: un error que marcará su maternidad y su vida. Para Pilar de Yzaguirre, coproductora de El Grito, este montaje ha sido su manera de poner su sello con el feminismo, la lucha por la igualdad que ha llenado su vida, encima de un escenario. La obra, basada en una sentencia que se reprodujo en la prensa nacional, fue encargada por la productora a las escritoras, Itziar Pascual y Amaranta Osorio, para que dieran a la historia del caso una forma dramática, relatando los ocho años de juicio que sufrió la víctima, por culpa de la visión sesgada de la sociedad hacia la mujer, para descubrir la causa de esta tragedia.

Para las autoras, esta obra quiere rendir homenaje a esas mujeres tenaces que han sabido enfrentar grandes dificultades en el proceso de su maternidad y quiere compartir algunas preguntas esenciales con el público: ¿Por qué la sociedad es incrédula ante los testimonios de las mujeres? ¿Por qué duda de sus intenciones y sospecha de sus conductas? Uno de los personajes de esta obra, la jueza Sau, cree que los prejuicios instalados en las creencias y en las mentalidades nos alejan del principio de igualdad, de la dignidad de la persona y de los derechos fundamentales que garantiza nuestra Constitución. Tal vez por ello tantas y tantas mujeres, aún hoy, necesitan gritar para que la verdad sea escuchada.

FOTOS ESCENA EL GRITO 20.1 (1) 

Sinopsis

La historia parte del amor entre nuestra protagonista y su jefe, y su deseo de formar una familia. Pero había un primer escollo: por una mala relación anterior, él tenía hecha la vasectomía. Aún, así, con toda la ilusión de empezar una vida juntos, se propusieron encontrar una solución. Y, con el tiempo, encontraron una clínica que les garantizó que podía efectuarse una fecundación “in vitro”.  Ante la feliz expectativa, él le pidió que dejara el trabajo y se preparase para su maternidad. Ella lo aceptó feliz, se sometió a los sucesivos tratamientos y finalmente se quedó embarazada. Fue un periodo de felicidad en pareja que culminó con el nacimiento de dos bebés. 

A partir de ese momento, sin motivo aparente, él cambió radicalmente de actitud y se fue distanciando de forma patente, hasta el punto de desentenderse completamente de los hijos y de toda relación con ella. La mujer sufrió durante un largo periodo de tiempo esta indiferencia que se tornó en una clara situación de abandono sin entender los motivos, porque él nunca aclaró nada y ella, sintiendo una angustia y abatimiento indescriptibles, acabó resignándose e intentó seguir adelante con sus pequeños, con la compañía y ayuda extraordinaria de su madre, enferma de Alzheimer. Su situación se volvió extrema, pues sin trabajo, se quedó sin dinero para mantener a sus hijos y no tuvo más remedio que reclamar una ayuda económica al padre. Sin embargo, él no sólo no reaccionó favorablemente ante su petición, sino que se negó a prestarle cualquier tipo de ayuda. Desesperada, ella tuvo que acudir a una abogada de oficio, ya que no podía pagar esos servicios y llevó el caso a juicio. 

Las revelaciones del juicio cayeron como una losa sobre ella. Pasó a ser considerada como una estafadora y adúltera. No entendía cómo era posible que le estuviera pasando todo esto. Ante la situación generada, la abogada de oficio le indicó el único camino posible si no quería abandonar.

 

Campaña audiovisual: #GritoPorEllas

El estreno de El Grito va acompañado de una campaña audiovisual ideada por el publicista Jorge Martínez para invitar a reflexionar sobre las injusticias a las que deben enfrentarse las mujeres a lo largo de su vida.

Mujeres de la cultura como Rosa Montero, Natalia Menéndez, Pilar de Yzaguirre, Laila Ripoll, Ana Fernández, Carlota Ferrer, Itziar Pascual, Nuria García, Lucía Barrado o de otras profesiones como Suzel Bannel suman su imagen a un #GritoPorEllas para visibilizar la lucha de las mujeres, homenajearlas y apoyar esta producción teatral que lleva al Teatro Fernán Gómez la historia de una de esas mujeres que tuvo que emprender una ardua batalla judicial para defender sus derechos.

La voz en off de la actriz Nuria Espert y la música de la cantaora Rocío Márquez Limón, inspirada en el poema El Grito de Federico García Lorca, dan contenido sonoro al vídeo. “Grito aunque muchos se nieguen a escucharme. Grito aunque quieran silenciarme con mentiras y humillaciones. Grito… hasta que un día pueda dejar de gritar”, clama Nuria Espert.

Esta campaña se va a difundir por redes sociales pidiendo a la gente que se sume al #GritoPorEllas 

La ilustración que se muestra en el cartel de la obra ha sido realizado por la diseñadora Mercedes deBellard.

El Grito, en su estreno absoluto, se podrá ver del 26 de febrero al 4 de abril en la Sala Guirau de este teatro gestionado por el Área de Cultura, Deporte y Turismo del Ayuntamiento de Madrid.