Masescena - El perro del hortelano llega al Hospital de San Juan de Almagro en la tercera apuesta de la CNTC en esta edición del Festival

AÑO IV  Número 166

24 OCTUBRE 2020

El perro del hortelano llega al Hospital de San Juan de Almagro en la tercera apuesta de la CNTC en esta edición del Festival

Encabezan el reparto los actores Joaquín Notario, Marta Poveda, Rafa Castejón y Fernando Conde.

La Compañía Nacional de Teatro Clásico presenta el próximo día 21, en el Hospital de San Juan de Almagro, y hasta el próximo día 30, El perro del hortelano, la tercera producción con la que participa en la 40º edición del Festival Internacional de Teatro Clásico. La versión viene firmada por Álvaro Tato, y la dirección, de parte de la siempre genial Helena Pimenta, como ya lo hicieran con el anterior estreno de la CNTC La dama duende.

Según palabras de Natalia Menéndez, directora del Festival, este Perro del hortelano es una joya. Ya estuvo en Almagro y sigue cosechando éxitos. Porque va a seguir vivo. Realmente es una buena apuesta. Compartieron mesa Helena Pimenta, Joaquín Notario, Marta Poveda, Álvaro Tato, Fernando Conde y Rafael Castejón.

Tomó la palabra la directora de la Compañía Nacional, Helena Pimenta, confesando que las emociones son un problema. Estás tan contento, tan emocionado. Llevo un mes y algo aquí y la cosecha de esta temporada es buena. Este Perro del Hortelano, que se estrenó en octubre y que ha estado de gira, después Fuente Ovejuna, que es hijo de dos años anteriores pero que se estrenó en mayo, y la obra de La dama duende que se ha estrenado aquí. En conjunto dan una alegría muy especial de lo que significa para nosotros la presencia de la compañía aquí. Toda la compañía está entregada a este mes y a la comunicación con todos los espectadores del festival. Pimenta dijo que es "un riguroso trabajo de movimiento, voz y construcción de personajes".

El perro del hortelano, la única diferencia que tiene, respecto a las que ya presentamos aquí, es que ya tiene un rodaje. Primero que Lope es un explosivo vitalista. Después su vivencia ha sido maravillosa. Tiene detrás un equipo muy sólido. Nunca baja en ningún sitio. Ha sido un placer vivirlo con el público durante este tiempo. Es un placer volverlo a poner ante el público de Almagro.

Álvaro Tato definió a El perro del hortelano como "delicia". Es una palabra que ha sido muy castigada del Rococó en adelante, pero delicia, si lo buscamos en la RAE, dice que es un placer sensual muy vivo. Los personajes de Lope hacen lo que los personajes de Calderón sueñan. Delicia es un placer sensual y esta obra es deliciosa. Por la belleza absoluta de la forma, uno de los grandes poemas de amor. Por el conflicto tan moderno que nos mueve tanto, el amor y el deseo contra el poder y la sociedad, que hace que la comedia sea leve pero nunca ligera. Y por la ironía dramática. Es una obra compleja. Es una partitura compleja que requiere la mejor orquesta, y la tenemos. 

Hermosa, tierna, divertida, oscura, luminosa, vibrante, bruta, triste, alegre, aristocrática y popular, esta comedia atrapa desde el momento en el que aparece en escena Diana luchando torpemente por salir de la cárcel de oro en la que ha sido encerrada. En palabras de la actriz que la encarna, Marta Poveda: “Lope muestra el conflicto femenino como si desde el principio fuera un volcán en erupción que tiene que romper los límites que le ponen a su voluntad”.

El honor, la ilusión, la osadía, la ambición y el desengaño recorren toda la obra hasta el desenlace. Lope obra el prodigio de componer una comedia labrada meticulosa y profundamente. Mediante recursos espacio-temporales, de lenguaje y versificación, de contexto y de procedimientos serios, cómicos y fantásticos que la hacen navegar, unas veces, con enorme brío, otras con calma y lirismo.