Masescena - El Ballet Nacional de España clausura el Festival de Jerez con dos estrenos absolutos y un homenaje a Mario Maya

AÑO IV  Número 155

06 AGOSTO 2020
POSTERIORMENTE, ‘INVOCACIÓN’ VIAJARÁ A TERRASSA (BARCELONA), SAN PETERSBURGO (RUSIA), ÁGUILAS (MURCIA) Y MADRID

El Ballet Nacional de España clausura el Festival de Jerez con dos estrenos absolutos y un homenaje a Mario Maya

El Ballet Nacional de España clausura el 7 de marzo el Festival de Jerez con el estreno de Invocación en el Teatro Villamarta de la ciudad gaditana. El primer programa diseñado por Rubén Olmo como director de la compañía nacional ofreció una visión global de la danza española, incluyendo la mayor parte de sus estilos. Rubén Olmo ha querido rendir un especial homenaje al bailaor y coreógrafo Mario Maya (1937-2008) con el montaje de De lo flamenco. El programa incluyó dos estrenos absolutos, las coreografías de Rubén Olmo Jauleña e Invocación bolera, y se completa con Eterna Iberia, de Antonio Najarro.

Este programa reúne coreografías de Rubén Olmo, Mario Maya, Antonio Najarro, Manolo Marín, Isabel Bayón y Rafaela Carrasco

“Al BNE le faltaba una suite flamenca con la que disfrutar solo del baile”, explica Rubén Olmo. El director eligió De lo flamenco, obra estrenada por Mario Maya en 1994 con la Compañía Andaluza de Danza, actual Ballet Flamenco de Andalucía, porque el estilo de esta coreografía flamenca para un grupo de bailarines, con mucho movimiento y frescura, encaja muy bien con el BNE. “El programa que estrenó Mario Maya ese año fue un soplo de aire fresco y diferente respecto al flamenco que se representaba hasta el momento. Aun ahora sigue siendo innovador y totalmente diferente al resto”, añade. A pesar de ser un referente en la danza y el Flamenco Teatro andaluz, creador de un estilo personal y único, el repertorio del Ballet Nacional de España no incluía ninguna coreografía suya. “Creo que Mario Maya estaría muy satisfecho del trabajo que hemos hecho y de ver su obra en el Ballet Nacional de España”, asegura Rubén Olmo.

El director del BNE ha pretendido reproducir al mínimo detalle la suite flamenca presentada por Mario Maya. Para ello ha contado con la colaboración de Mariana Ovalle, viuda del coreógrafo, que le ha permitido consultar los archivos personales del artista guardados en cajas en su despacho. “Mariana protege mucho la memoria de Mario pero, aunque no nos conocíamos anteriormente, comprendió que yo iba a cuidar mucho los pequeños detalles”, explica el director del BNE. “Ha sido un gran acierto de Rubén Olmo retomar las coreografías de Mario, que ha sido, es, y será un referente del flamenco. De lo flamenco es un montaje que reúne piezas flamencas de estilos diferentes, pero que comparten una escuela con mucho rigor, muy alegre y muy viva, como es el flamenco”, afirma Mariana Ovalle.

Rubén Olmo ha consultado en este montaje a los colaboradores más cercanos de Mario Maya. Desde los maestros repetidores de De lo flamenco Rafaela Carrasco y Manuel Betanzos hasta el músico Diego Carrasco o el pintor Patricio Hidalgo. “He querido hacer una réplica respetando hasta el último paso tal y como lo hizo Mario”, añade. El vestuario también ha sido pintado a mano como el original. El artista Juan Andrés Maya se ha encargado de replicar los utilizados en la producción de Mario Maya. Asimismo, las bailarinas Isabel Bayón y Rafaela Carrasco, que trabajaron a las órdenes del coreógrafo y bailaor, han creado dos coreografías nuevas para el montaje de De lo flamenco del BNE: Taranto y Romance del emplazado, respectivamente. El programa incluye además la coreografía de Manolo Marín Los cinco toreros. “Es un programa muy completo en el que podremos disfrutar de un flamenco lleno de vida y de fuerza en el escenario”, resume Rubén Olmo.

 

Otros dos estrenos absolutos

Invocación engloba también otras dos coreografías nuevas creadas por Rubén Olmo. Invocación bolera actualiza la esencia de la escuela bolera tradicional, caracterizada por la danza única con castañuelas. Este estilo, que dominaron grandes bailarines como Mariemma, Ángel Pericet o Antonio ‘el bailarín’, es uno de los más complejos y singulares de la danza española. El músico y director de orquesta Manuel Busto ha compuesto una partitura original para esta pieza, grabada con la Orquesta de Extremadura. Busto es asimismo el autor de la música de Jauleña, un solo que interpreta Rubén Olmo entrelazando tres de las disciplinas de la danza española: escuela bolera, danza estilizada y flamenco.

Completa el programa Eterna Iberia, coreografía de Antonio Najarro con música de Manuel Moreno Buendía. Estrenada por el Ballet Nacional de España en mayo de 2019, Rubén Olmo ha querido incluirla porque representa el estilo clásico español con el que se identifica al Ballet Nacional de España. “Es una de las coreografías de Antonio Najarro, poseedor de un sello propio, que ha conseguido alcanzar una mayor pureza de la danza estilizada española, inspirada en los grandes maestros como Pilar López”, estima el director del BNE.

Tras su estreno en Jerez de la Frontera, el Ballet Nacional de España llevará este programa en su primera gira internacional de 2020. La actuación del BNE tendrá lugar el 16 de abril en el Teatro Alexandrinksy de San Petersburgo (Rusia), dentro del Dance Open Festival. Invocación también se representará en el Centre Cultural de Terrassa (Barcelona) los días 28 y 29 marzo; el Teatro Infanta Elena de Águilas (Murcia) el 16 de mayo; y el Teatro de la Zarzuela de Madrid del 27 de junio al 12 de julio.

 

Rubén Olmo, director del BNE

Rubén Olmo, Premio Nacional de Danza 2015, se ha incorporado al Ballet Nacional de España en septiembre de 2019 con la intención de trabajar para la preservación, la difusión y la movilidad del repertorio tradicional de la Danza Española, incorporando además nuevas creaciones y abriendo las puertas a las vanguardias y la experimentación. Esta supone su segunda etapa en el BNE, compañía de la formó parte como bailarín entre 1998 y 2002.

Desde 2011 ejerció como director del Ballet Flamenco de Andalucía, institución dependiente de la Junta de Andalucía, con la que estrenó montajes propios como Llanto por Ignacio Sánchez Mejías o La muerte de un minotauro. Anteriormente, formó su propia compañía, para la que creó espectáculos como Érase una vez, Belmonte, Las tentaciones de Poe, Horas contigo, Naturalmente flamenco y Diálogo de navegante. También ha colaborado como coreógrafo o bailarín con figuras destacadas de la Danza Española como Aída Gómez, Antonio Najarro, Eva Yerbabuena, Víctor Ullate, Antonio Canales, Rafael Amargo, Isabel Bayón y Rafaela Carrasco.

 

Acerca de BNE

El Ballet Nacional de España (BNE) es la compañía pública referente de la danza española desde que se fundó en 1978 bajo el nombre de Ballet Nacional Español, con Antonio Gades como primer director. Forma parte de las unidades de producción del Instituto Nacional de la Artes Escénicas y de la Música (INAEM), perteneciente al Ministerio de Cultura y Deporte. La finalidad del BNE se centra en preservar, difundir y transmitir el rico patrimonio coreográfico español, recogiendo su pluralidad estilística y sus tradiciones, representadas por sus distintas formas: académica, estilizada, folclore, bolera y flamenco. Asimismo, trabaja para facilitar el acercamiento a nuevos públicos e impulsar su proyección nacional e internacional en un marco de plena autonomía artística y de creación.