Masescena - XXIV Premios Max de las Artes Escénicas, la gala de los ciudadanos del arte

AÑO V  Número 218

20 OCTUBRE 2021
LOS 'MAX' RECONOCEN LA LABOR DE CREADORES Y PROFESIONALES DE LOS ESPECTÁCULOS MEJOR VALORADOS DE LA TEMPORADA

XXIV Premios Max de las Artes Escénicas, la gala de los ciudadanos del arte

En la imagen, el portavoz del Gobierno Vasco Bingen Zubiria; el alcalde de Bilbao Juan Mari Aburto; el presidente de la Fundación SGAE Juan José Solana; Natalia Guillén Cuervo, hija de Gemma Cuervo; Gemma Cuervo, Premio Max de Honor; Cayetana Guillén Cuervo, hija de Gemma Cuervo; el presidente de la SGAE, Antonio Onetti; el ministro de Cultura, Miguel Iceta, y Denis Itxaso, delegado de Gobierno en País Vasco

Por fin se acabó la espera, y anoche a las 20h los amantes de las artes escénicas tuvieron una cita con el mayor encuentro y reconocimiento a los protagonistas de la escena del país, que supuso el regreso por tercera vez de los Premios Max de las Artes Escénicas a Bilbao, de la mano del director y dramaturgo Calixto Bieito.

Ayer lunes 4 de octubre la celebración tuvo lugar en el Teatro Arriaga de Bilbao, en una ceremonia que pudo seguirse en directo por La 2 de TVE y por el canal RTVE Play
La veterana Gemma Cuervo recogió el Premio Max de Honor en un montaje dirigido por Calixto Bieito que contó con las actuaciones de Asier Etxeandía y Enrico Bárbaro, el bertsolari Jon Maia y la bailaora Adriana Bilbao

Organizada por la Fundación SGAE, con la colaboración del Ayuntamiento de Bilbao, el Teatro Arriaga y el Ministerio de Cultura y Deportes, a través del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), la gala se retransmitió en directo por La 2 de Televisión Española y a través del canal RTVE Play. Es la tercera ocasión en su historia que los Max recalan en el País Vasco, posicionando a la capital como un referente del teatro, la danza y la creación. La gala, cuyo lema fue ‘Toda la ciudad es un escenario’, sirvió para poner de manifiesto el buen latir de estas artes, con un especial agradecimiento a la sociedad y también a los nuevos caminos emprendidos por autores y autoras en estos tiempos de pandemia.

Bajo la batuta de Calixto Bieito, el también director del Arriaga asume por segunda vez esta tarea, acompañado en las labores de dirección por Lucía Astigarraga y Alex Gerediaga. Uno de los pilares de esta cita fue la sociedad civil, representada por los entregadores de premios, muy vinculados a las artes escénicas con sus carreras profesionales: el dramaturgo y director de escena Jokin Oregi, las actrices Ane Pikaza, Olatz Ganboa e Itziar LazkanoRaúl Cancelo (miembro fundador de la compañía Hortzmuga Teatroa), el bailarín y coreógrafo Igor Yebra, el director de exhibiciones y conservación del Museo Guggenheim de Bilbao Daniel Vega, e Izaskun Ardanaz, Arantza Heredia y Olaia Santiesteban, jefa de sala, iluminadora y taquillera del Teatro Arriaga, respectivamente.

Como invitados de excepción, mostraron el talento artístico de Euskadi las actuaciones de Asier Etxeandía y el compositor Enrico Bárbaro, la cantante de origen guineano Afrika Bibang, que interpretó un tema en euskara, y la soprano lituana Ausrine Stundyte. Otra gran protagonista fue la música en directo, dirigida por Íker Sánchez Silva, con la colaboración del Coro Infantil de la Sociedad Coral de Bilbao.

Completaron el plantel artístico la incombustible Yogurinha, personaje creado por Las Fellini en 1994, convertida hoy en símbolo de la libertad sexual en Euskadi, el bertsolari Jon Maia, la actriz Miren Gaztañaga y el dramaturgo Bernardo Atxaga, el escritor más leído en lengua vasca actual. Por último, las actuaciones dancísticas corrieron a cargo de la bailaora flamenca Adriana Bilbao (acompañada de Achiary Bernard y Pedro Soler) y la compañía Lasala (Paula Parra).

 

20 categorías a concurso, además de sus tres premios especiales

Los galardones reunieron 20 categorías a concurso, además de sus tres premios especiales: Premio Max del público, que ha recaído en Tonet Ferrer por su espectáculo La vida empieza hoy; Premio Max aficionado o de carácter social, que ha reconocido la labor de la compañía Teatro Estudio de San Sebastián, con más de 50 años de trayectoria. Y, asimismo, anoche hubo un momento muy especial con la entrega del Premio Max de honor 2021, que recibió la actriz catalana Gemma Cuervo por su vasta trayectoria sobre las tablas, su carácter emprendedor y su amor profundo al teatro. Figura pionera de la escena, tras conocer su galardón la intérprete declaró ser “lo máximo” de su vida “en este momento”: “ha sido una noticia gratísima y me ha devuelto a la niñez con tanta alegría”. En su caso, el Max de Honor se suma a una serie de reconocimientos entre los que figuran el Premio Nacional de Teatro (1965) y la Medalla de Plata de la Comunidad de Madrid (2018), entre otros muchos.

La ceremonia de los XXIV Premios Max contó además con la colaboración de Ernest & Young, el Grupo Eulen Cultura y la Escuela de Arte Dramático de Euskadi Dantzerti.

 

Últimas noticias
Play
Play