Masescena - La SGAE reivindica una mayor programación de danza y espacios específicos para su difusión

AÑO IV  Número 195

16 MAYO 2021
DÍA MUNDIAL DE LA DANZA 2021

La SGAE reivindica una mayor programación de danza y espacios específicos para su difusión

Con motivo del Día Internacional de la Danza que se celebra hoy, 29 de abril, laSociedad General de Autores y Editores (SGAE) reivindica una mayor programación de esta disciplina en los espacios públicos y la creación de recintos específicos para su promoción, formación y exhibición.

En 2019, solo un 4% de las representaciones de artes escénicas correspondieron a esta disciplina, según el Anuario SGAE
“Muchos autores, si no están ya fuera de juego, están en peligro de extinción como proyectos creativos”, expresa María Pagés, coreógrafa y miembro de la Junta Directiva de la entidad

Según los últimos datos previos a la pandemia de la COVID-19, las representaciones de danza (2.160) apenas supusieron el 4% de las funciones de artes escénicas (50.866) realizadas en España en 2019, según el Anuario SGAE. Asimismo, en la actualidad, solo el 5% de las obras escénicas que se registran en la SGAE son coreográficas. Estas cifras revelan la fragilidad de un sector que merece la atención y el impulso de nuestras instituciones públicas.

La coreógrafa y bailaora María Pagés, miembro de la Junta Directiva de la SGAE, recuerda que “la danza ya era la niña pobre de las artes escénicas y la pandemia la está rematando. Es responsabilidad de las instituciones el reequilibrio de la programación, sobre todo ahora que los mercados internacionales están cerrados y no se sabe hasta cuándo”.

Pagés es una voz autorizada. Ha recibido el Premio Nacional de Danza a la Creación, la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes y la Medalla de Andalucía, entre muchos otros premios. Su baile ha brillado en importantes escenarios de varios continentes. Pero la situación actual es crítica: “Muchos autores, si no están ya fuera de juego, están en peligro de extinción como proyectos creativos. Nuestra supervivencia está ligada al trabajo. Si no trabajamos, no existimos; ni nosotros, ni las personas que dependen de nosotros. Nuestra salvación depende de que los teatros, productores, ayuntamientos, diputaciones, comunidades autónomas y gobierno central tomen conciencia del grado de debacle al que estamos enfrentados”.

“Por otra parte -concluye la bailaora-, el mundo digital nos preocupa. Su desorden legal acentúa nuestra precariedad. Tenemos que reivindicar un marco legal que ordene un reconocimiento justo de la coreografía. Hasta el momento, la digitalización vulnera y ningunea nuestros derechos.”

La SGAE quiere reconocer y agradecer el trabajo de los profesionales de la danza y, de manera singular, los casi 1.800 socios y socias de la entidad que se dedican a este oficio creativo. La coreografía es una actividad artística de naturaleza autoral; por ello, el sector demanda para esta disciplina la misma relevancia que ya tienen expresiones como el teatro y la música.

En este sentido, la SGAE es la única sociedad en España que defiende y gestiona los derechos de autor de coreógrafas y coreógrafos, cuyas creaciones forman parte del grupo de las denominadas obras de artes escénicas y requieren una autorización individualizada de su autor para ser utilizadas o comercializadas. La entidad expresa su firme compromiso con el fomento y la difusión de las obras coreográficas y trabaja en el desarrollo de nuevos servicios y prestaciones que posibiliten a los autores afrontar los retos del sector en el siglo XXI.

Noticias relacionadas