Masescena - #Teatro(Des)Confinado seguirá ofreciendo en el mes de junio programación y actividades de formación a ritmo de desescalada

AÑO IV  Número 152

14 JULIO 2020
PARA SEGUIR CUIDÁNDONOS Y ACOMPAÑÁNDONOS EN LA DESESCALADA ALGUNOS DE LOS ARTISTAS DE #TEATROCONFINADO SEGUIRÁN CONTÁNDONOS SUS HISTORIAS DESDE CASA

#Teatro(Des)Confinado seguirá ofreciendo en el mes de junio programación y actividades de formación a ritmo de desescalada

Imagen promocional de #TeatroConfinado del Teatro de la Abadía de Madrid

Damos la bienvenida al #Teatro(Des)Confinado, que a lo largo del mes de junio recogerá el testigo de su hermano mayor, y seguirá cuidándonos y acompañándonos con programación y actividad formativa, pero ya adaptando su ritmo a la realidad de la desescalada tras diez semanas de intensa y variada actividad. Hasta la fecha este teatro de resistencia ha ofrecido 80 funciones por las que ya han pasado más de 2500 espectadores. Un teatro que nació como un gesto urgente frente al colapso y la parálisis, una reacción al estado de emergencia por la pandemia del COVID-19.

Siete de ellos podrán verse en la programación de esta semana
Tres distopías sobre la nueva normalidad a cargo de Álex Peña, Onírica Mecánica y Juan Ayala
Luis Bermejo se dará, por el momento, una última oportunidad para seducir a su amada virtual
Los Bárbaros y Laboratorio Vladimir Tzekov seguirán indagando los límites de la identidad
Nacho Aldeguer continúa una semana más con su monólogo intimista sobre el duelo y la pérdida
En nuestro ciclo ‘Cruces y procesos’, Sleepwalk Collective nos contará el proceso creativo de ‘Swimming Pools: Home Movie’

Desde el principio fue concebido como una invitación a seguir disfrutando en cuarentena de las artes escénicas en vivo y en directo, frente a una pequeña congregación de curiosos teatreros que no ha renunciado a seguir emocionándose con el viejo rito ancestral de escuchar historias. Una fórmula solidaria nacida de la necesidad de seguir participando de nuestra comunidad en momentos de soledad e incertidumbre.

El proyecto hizo uso de las tecnologías disponibles para seguir priorizando la presencia y la comunidad, pero generando experiencias que amplían nuestra concepción del propio acontecimiento teatral, explorando más en las preguntas que en las respuestas. Ha habido adaptaciones de piezas ya existentes pero también se han creado otras ex profeso. Prácticamente cada semana se han ido sumando nuevas propuestas que han investigado y avanzado en el terreno de lo inmersivo y lo transmedia. Un espacio de experimentación, de innovación, que cambia el paradigma de la “calidad” por el de la “posibilidad” y el “compromiso”. 

Un esfuerzo conjunto de resistencia entre La Abadía y algunos de sus creadores asociados para generar desde la necesidad, la empatía y la complicidad, nuevos horizontes de relación entre el arte y la ciudadanía, reivindicando a distancia el arte del teatro, en el que el riesgo del artista y la presencia del público son esenciales. A ese respecto #TeatroConfinado también ha sido una fórmula de éxito a la hora de garantizar el encuentro y el diálogo entre los creadores y su público, confirmando esta casa de teatro como un agente cultural que busca nuevas formas de relación, producción, creación y mediación. Un espacio al servicio del bien común que recoge y articula los nuevos relatos, los (re)encuentros y el cuidado de su comunidad en la nueva normalidad.

Noticias relacionadas