Masescena - Teté Delgado: “Me acerqué con miedo y respeto a este clásico, y ahora le tengo solamente respeto”

AÑO VI  Número 260

12 AGOSTO 2022
TRAS SU PASO POR ALCALÁ DE HENARES Y CÁCERES LA OBRA LLEGARÁ A ALMAGRO

Teté Delgado: “Me acerqué con miedo y respeto a este clásico, y ahora le tengo solamente respeto”

Teté Delgado está de paseo por los mejores festivales de teatro de nuestro país. Sobre todo por aquellos que algo tienen que ver con el Siglo de Oro Español. María Teresa Delgado Criado, más conocida como Teté Delgado, (Ferrol, La Coruña, 28 de junio de 1965) es una actriz, cantante y presentadora de televisión. Su infancia transcurrió entre Porriño y Malpica, el pueblo de su padre. De pequeña quería ser científica, pero cuando se puso a estudiar Física y Química en el instituto, cambió de opinión. Comenzó, sin embargo, estudios de Psicología en Santiago de Compostela pero acabó abandonándolos para asistir y dar clases de bailes de salón. Fue vocalista del grupo musical «Teté y los Ciclones», que anteriormente se llamaba «Teté y los Supremos».

Ha realizado numerosos trabajos como actriz y presentadora tanto dentro como fuera de Galicia. También tiene experiencia en radio, con programas como O Miradoiro de la Radio Gallega y La Jungla de Cadena 100.

A Teté Delgado la popularidad le llegó con un papel en la serie El súper, emitida por Telecinco. Hacía de cajera, compañera y amiga de Julia, la protagonista (Natalia Millán). Desde entonces no ha parado de trabajar en televisión y, sobre todo, en teatro. Sus apariciones en cine han sido más limitadas, con papeles pequeños, aunque sí ha protagonizado varios cortos.

Colaboró como jurado en el programa de TVE ¡Mira quién baila! durante las siete ediciones (2005-2009) de la cadena pública, a excepción de la edición de Telecinco, que prescindieron de ella, siendo junto con Joana Subirana la miembro del jurado más veterana.

En 2005 interpreta en teatro Gorda, basada en un texto de Neil LaBute, una fábula sobre la importancia que damos a las apariencias y lo despreciable que es burlarse de los demás por no ajustarse a los cánones establecidos por la sociedad. Junto a Luis Merlo, Lidia Otón e Iñaki Miramón, la obra permaneció dos años en cartel.

Su siguiente proyecto fue la fallida Ellas y el sexo débil, serie protagonizada por Ana García Obregón durante el otoño de 2007 para Antena 3. Ese mismo año regresó con éxito al canal autonómico gallego, TVG, como presentadora del concurso musical Son de estrelas, que tuvo una buena acogida por parte del púbico.

Entre 2009 y 2011 protagoniza, junto a Pepe Viyuela y Asunción Balaguer, la versión teatral de El pisito, basada en el guion de Rafael Azcona. En la actualidad, y como decíamos al comienzo, está embarcada en un proyecto de teatro clásico, algo que no imaginaba que llegaría a su vida, tal y como nos cuenta en la entrevista. Pero como todoterreno que es, Teté Delgado puede con Venus y con la pluma de Lope de Vega. El amor enamorado, título de la obra, está dirigida por Borja Rodríguez y versionada por Fernando Sansegundo.

 

¿Qué es “El amor enamorado? ¿De qué nos habla?

El amor enamorado es una comedia mitológica de Lope de Vega. En principio, cuenta la historia de un pueblo que se une para luchar contra un bicho común que arrasa pueblos, aldeas, que se come corderos, que se come pastores… Esto provoca la bajada de los dioses para intentar arreglarlo. Pero lo hacen para que los celebren y los loen muchísimo. Todo se enreda. El amor y las flechas lanzadas, con poder, además de las flechas de plomo que hacen que aborrezcas a otra persona, por cosas del destino, hacen que sea el mismo cupido el que se clave una flecha, y se enamora. Pero se enamora de una ninfa del coro de Diana. Eso es bastante poco frecuente. 

A la vez, hacemos una revisión del mito de Dafne y de Febo que siempre se vio de una forma muy romántica. Cosa que Borja, el director, ve que es acoso. La idea de “acoso” hoy en día está bastante clara. Aunque algunos no la tengan en la cabeza esperemos que terminen teniéndolo. Antes, acosar a una mujer era como, venga, vamos a la conquista, como algo normal, porque el hombre estaba intentando conquistar a la mujer. Y como se supone que las mujeres decimos sí, decimos no cuando queremos decir si, cosa que es falsa totalmente. Pero bueno, en estos tiempos así se entendía. Y se evidencia muchísimo que es acoso. 

También hay mucho machismo entre los dioses en cuanto a Venus. Los dioses hombres hacen lo que les da la gana, tanto con diosas como con humanas, y no pasa absolutamente nada. Pero lo hace Venus, que está en su naturaleza, que es una mujer libre para amar, pues es denostada por ellos y es acusada por tanto hombre como pasa por su vida. 

 

¿Cuál es el personaje que interpreta dentro de la función?

Pues como puedes ver es Venus. Cuando me lo propuso Borja al principio me acongojó un poquito que fuera un clásico. Pero me dijo, tranquila, yo conozco tu trabajo, y además quiero mostrar otras facetas de Venus. Siempre se la representa como una diosa lánguida, con su melena, muy tranquila. Y yo quiero darle otras dimensiones. Quiero ver a la diosa madre, quiero ver a Venus, una Venus con carácter. Una mujer, que al ser diosa tenía un punto de crueldad bastante grande. Quería ver a esa diosa iracunda, vengativa, y soberbia.

Borja me dijo una frase que comento siempre, y es como la frase definitiva, del siglo de oro y que yo desconocía, pero que Borja me convenció con ella, “Vamos a divertir maravillando”. Un Lope, haciendo de Venus, y maravillando. No podía decir que no. 

 

Siempre hablamos de la vigencia de los clásicos. Lo comentábamos al iniciar la entrevista cuando hablábamos del acoso. El amor enamorado, ¿sigue vigente?

Sigue vigente porque habla de la unión de un pueblo que se une para luchar contra un bicho. Justo lo que acabamos de hacer contra el COVID. Habla de acoso, habla de machismo. Y una cosa que me parece muy importante y maravillosa, es que es un pueblo que triunfa, los humanos triunfan enfrentándose con los dioses. ¿Y por qué triunfan? Porque se cuestionan. Porque llega un momento que ante el mal comportamiento de los dioses se cuestionan si deben seguir creyendo en ellos, o si deciden olvidarlos. Si no cumplís, si no conseguís ser un buen ejemplo, podemos dejar de creer en ellos y olvidarlos. Y dejáis de existir, dejáis de tener poder sobre nosotros. Muchas veces nos olvidamos que el verdadero poder lo tenemos nosotros. En este caso nosotros tenemos el poder con el voto. Con el voto ejercemos el poder. Lo que pasa es que debemos ser conscientes del poder que tenemos. Y si queremos cuestionar la autoridad, por supuesto que podemos. Nos habla directamente. 

Además, es una fantástica adaptación de Fernando Sansegundo, que según dice el director, Borja Rodríguez, Fernando sueña en verso. Tanto la gente que está acostumbrada a ver teatro en verso, como los que se acercan por primera vez al clásico, la pueden entender perfectamente y disfrutarla. Se dicen unas cosas tan bonitas, tan bien dichas, que es un gusto de oír y de hacer.

 

Una todoterreno como usted, ¿es la primera vez que se enfrenta a un clásico?

Es mi primera vez. Por eso te decía que me acerqué con miedo y respeto, y ahora le tengo solamente respeto. Reconozco que me preparé un poquito. Después de tantas semanas de trabajo, de ensayos, tanto con la compañía como por mi cuenta, en cuanto al trabajo del verso, la métrica, en fin, la técnica del verso, Borja nos decía que lo que tiene que predominar es la acción, no el verso. Es una función de teatro en verso. Esto hay que entenderlo muy bien. El verso se dice normal, respetando las métricas, pero lo que quiere ver es a gente detrás de eso, sentimiento, pasiones… Por eso te digo que ahora sólo le tengo respeto. Me decía un amigo que ha hecho mucho clásico que sería muy fácil aprenderme el texto, porque se aprende mucho antes un buen texto que uno malo. Al principio estaba un poco obsesionada con todo pero poco a poco se me quitaron las tonterías, trabajando como una negra, como los ocho actores que estamos ahí metidos, y entendí que no me tenía que haber preocupado tantísimo. Sólo tenía que hacerlo.

 

amor enamorado promo 15

 

¿Cómo ha sido el trabajo con Borja y con el resto de la compañía?

Tenía muy buenas referencias acerca de él. Es maravilloso trabajar con él. No te empuja, te hace llegar a donde él quiere, y te matiza si no están las cosas que él quería. Te deja madurar, te deja crecer, y que vayas construyendo el personaje poco a poco y que se vaya colocando todo. Me parece muy inteligente, con un respeto hacia los actores y al teatro maravilloso, y me parece una suerte haber trabajado con él.

Y mis compañeros, estaban súper preparados, habían hecho verso antes, en la RESAD. Y yo estaba como “Ay, Dios mío, a ver qué sale”… Se ha hecho una familia, pero familia, familia. Y eso lo ha impulsado mucho Borja. Hacer familia hace que luego en escena las cosas sean mucho más fáciles. Hay una generosidad enorme por parte de Borja y de todos los compañeros que trabajamos a favor de función. Lo ideal sería que hiciéramos una función cada día para que fuera creciendo como un cohete para arriba. 

Hemos estrenado en Alcalá, a la gente le ha gustado mucho, se han reído mucho, aplaudieron mucho, parece que las críticas eran favorables, y esperemos que siga gustando por ahí, porque nosotros la hacemos con toda la energía de la que somos capaces. Todo lo hacemos con mucho cariño y con mucha energía. 

 

Me comentaba que han estrenado en Clásicos en Alcalá de Henares. La siguiente parada será en el Festival de Teatro Clásico de Cáceres. ¿Cómo esperan llegar a esa plaza y cómo será la acogida?

Después del subidón que nos ha dado el Festival de Alcalá, y que todo fue bien, estamos deseando soltarnos. ¿Sabes esa sensación del toro en el toril? Por favor que llegue la hora de verme otra vez en ese claro del bosque otra vez. 

Esta función Lope la había escrito para que se representara en el Retiro, con una maquinaria escénica que había allí, pero nosotros nos hemos traído esa Tesalia griega a Galicia. Borja estuvo hace un tiempo por los bosques gallegos, y dijo “es aquí, donde la magia impera, es aquí”. Lo trasladó a Galicia, a un claro del bosque, a los años 20, haciendo un recuerdo a El bosque animado, a las películas de Cuerda. Y por ahí andamos, por los bosques.

 

Otra parada que tienen a final de julio es el Festival de Almagro, parada obligatoria para las funciones del Siglo de Oro. Usted que no ha hecho teatro áureo imagino que no ha estado nunca en el festival. ¿Qué supone para una actriz de su talla llegar a Almagro?

Haber estado en Alcalá, ir a Cáceres, ir a Almagro, que es la meca del clásico… Una actriz debe pasar siempre por Almagro, y creo que yo ya no contaba con esta opción al haber hecho teatro más comercial que otra cosa. Estoy viviendo una cosa que no había vivido nunca. Parece que es la primera vez que hago teatro. Las cosas son distintas, se hacen de otra manera. Se hacen como más de verdad, como con más cariño. Tengo muchísimas ganas de ir a Almagro. Voy con mucho respeto, pero sin miedo. Con lo cual, voy a disfrutar mucho de todos los festivales que tenga delante. Voy creciendo. Estoy muy orgullosa y muy agradecida de que me haya tocado esta función. Tengo una carrera ahí detrás pero le faltaba este toque. Espero que esta guinda traiga más guindas, más espectáculos de calidad. Quiero que la gente diga “mira esta chiquilla, que aparte de hacernos reír sabe decir un texto clásico, se coloca en Venus perfectamente…” 

He hecho funciones muy interesantes, como Gorda. Aquello fue un antes y un después en mi carrera. Demostré que, aparte de hacer reír, también podía mostrar un montón de sentimientos y puedo trascender a la comedia. Y esta función me da ese toque de decir que me he atrevido con ello y no me está saliendo nada mal. Espero que esta sea la primera de muchas guindas. 

 

amor enamorado promo 13 (1)

 

Me hablaba antes de poder hacer reír. Yo considero que hacer reír es dificilísimo. Teté, ¿cómo hace usted reír? ¿Cómo lo consigue?

Yo creo que haciéndolo todo muy de verdad. Los espectadores se ríen mucho cuando los actores lo pasamos mal. Pero pasarlo mal de verdad. La comedia tiene siempre mucho trabajo de ritmo. No confundir nunca el ritmo con la velocidad. Me encanta hacer comedia de situación, que te lleva a algún sitio. Que la función no sea una sucesión de gags. Es una suerte tener vis cómica, en principio, que yo creo que sí la tengo, pero hay que trabajarla mucho. La comedia tiene muchísima precisión. Es una maquinaria muy ajustada. Nadie tiene la clave para hacer reír, porque si no habría muchos productores haciendo comedia millonarios, y yo creo que no hay tantos. Una comedia es una cosa muy seria (risas).

 

¿Ha conocido alguna vez el Corral de Comedias de Almagro?

Ay, no. Todavía no. Pero quiero empaparme de Almagro cuando llegue. Quiero vivir Almagro, estar en el centro, ver algún espectáculo, sentirlo. Disfrutar de estar allí. Me he imaginado muchas veces entrando en el Corral de Comedias desde que estoy haciendo esta función. Quiero llegar allí y sentirlo como la primera vez. No me gustaría decepcionar, porque los ojos de Almagro… Aparte de sentir que lo ve mucha gente a nivel teatral, hay un montón de ojos, para mí, que están mirando lo que han escrito: “A ver qué hacen estos chicos”. Allí deben estar los ojos de Lope, de Cervantes, de todos los clásicos viendo lo que hacen todos los años estos muchachos. Creo que los voy a sentir mirando. Va a ser una experiencia total.

 

¿Qué le pide a la función de El amor enamorado cuando acabe esta gira estival de festivales?

Espero que esa popularidad que tengo anime a la gente que no haya ido nunca a ver una función en verso. Hombre, no voy a hacer un milagro, pero espero que alguien se anime. Que no tengan prejuicios con los textos clásicos porque son muy actuales y no son sinónimo de aburridos. Esta función es pura fantasía. Hay ninfas, dioses, hay humanos, monstruos… Es un no parar. Espero que haya suerte y no sólo se quede en festivales.

 

Para finalizar, ¿con qué se emociona Teté Delgado?

Uy. Te cuento. He hecho terapia. En un momento de mi vida no me quedó más remedio. Y en esta terapia descubrí que soy fuerte, pero también soy débil. Soy una mujer que puede con todo, que tira con lo que le echen, pero que tengo una parte muy vulnerable también, una parte muy sensible. Ya lo sabía. Pero muchas veces vas con el pecho por delante para que nadie te agreda y no pase nada, pero en el fondo soy muy sensible. 

Me emociono, sobre todo, con las cosas pequeñas. Me emociono con un beso bien dado, aunque sea pequeño, pero bien bonito. Me emociono con el bosquecito que tengo enfrente de mi casa, y viendo las flores agarradas a los árboles. Me he emocionado cuando he llegado a mi casa y he visto toda la primavera, el calor, y la vegetación explotando por todas partes. Eso me emociona. Me emociona, y me duele, ver a la gente en la guerra de Ucrania que lo ha perdido todo, que se va a un país a ver qué demonios pasa, que pierde su raíz, que pierde su familia. Que pierde todo lo que es, y se tiene que reinventar otra vez. Me emocionan desde tragedias enormes hasta cosas pequeñas. Me emociona un roce, un buen espectáculo. Y la música. Tengo una banda de rock and roll, y tanto escucharla como hacerla eso es pura emoción. Me emociono cada dos por tres.

 

Últimas noticias
Play
Play
Play