Masescena - Silvia González, directora del Festival de Teatro Clásico de Cáceres: "Estamos muy contentos por haber recuperado las fechas y todas las actividades del festival"

AÑO V  Número 206

01 AGOSTO 2021
LA 32º EDICIÓN FUE CERRADA ANOCHE CON LA FUNCIÓN "ANFITRIÓN" DIRIGIDA Y VERSIONADA POR JUAN CARLOS RUBIO

Silvia González, directora del Festival de Teatro Clásico de Cáceres: "Estamos muy contentos por haber recuperado las fechas y todas las actividades del festival"

Han pasado pocas horas desde que bajara el telón de la 32 edición del Festival de Teatro Clásico de Cáceres. Un festival que este año ha recuperado la normalidad en cuanto a sus fechas iniciales, pero que ha tenido que sacrificar algunos espacios como la Plaza de San Jorge y el Gran Teatro. Este último salvado a última hora por las inclemencias del tiempo. Por las continuas amenazas de lluvia varios espectáculos programados en la Plaza de las Veletas tuvieron que ser acogidos en el Gran Teatro de la capital. 

Además, este año el festival ha introducido un filtro de calidad para los estrenos extremeños, que funcionan como coproducciones entre las compañías y el propio festival. En una experiencia nueva, los grupos que darán a conocer sus espectáculos en Cáceres han pasado por un proceso minucioso de selección. De él han salido los últimos montajes de Verbo Producciones (la comedia Entre bobos anda el juego), de Producciones La Barraca (la tragedia El caballero de Olmedo, de Lope de Vega), Karlik Danza Teatro (Autorretratos de pluma y espada) y Milo Ke Mandarini (la musical El siglo de Oro y la diáspora sefardí). Los cuatro se han estrenado en la sección central Escena Clásica.

 

Caceres 2021 2Las largas colas de acceso a los recintos del festival justifican el éxito de la 32º edición

 

La programación equilibró el drama y la comedia, que encarnó con brillo y energía la Compañía Nacional de Teatro Clásico aliada con Barco Pirata Producciones, de Sergio Peris-Mencheta. Su función de Castelvines y Monteses tomó la forma de un show de música, danza y palabra que relata la historia de los amantes de Verona, transformados por Shakespeare en tragedia y, aquí, por Lope de Vega, en comedia. El autor español, el “monstruo de los ingenios”, es el más representado en esta trigésimo segunda edición, con cuatro montajes (los citados más una versión de títeres para niños de Fuenteovejuna y Peribáñez y el comendador de Ocaña).

La presencia de Rafael Álvarez El Brujo fue una garantía de talento. A él le dedicó el festival una función de El lazarillo de Tormes, uno de sus montajes más celebrados, que el actor recupera en homenaje a Fernando Fernán Gómez, autor de la versión de la novela del sigo XVI. Si los clásicos plantean a quienes los revisan la posibilidad de un anclaje con la realidad de hoy, en El mercader de Venecia, de Shakespeare, lo afirma en el pernicioso efecto del capitalismo. La reescritura sobre la época clásica estuvo también presente en los acercamientos de Eduardo II, ojos de niebla (sobre la homosexualidad), de Autorretratos de pluma y espada (sobre el feminismo), Del teatro y otros males… (sobre la profesión teatral), todos ellos con autoría contemporánea.

 

Caceres 2021 1Largas colas para el acceso a la sala del Gran Teatro de Cáceres

 

El festival recuperó, tras el paréntesis de la edición anterior, El laboratorio del Clásico, y lo hizo recordando el valor de la radio como difusora del teatro, con un taller y una emisión radiofónica en directo, cara al público, de pequeñas obras inspiradas en textos de Cervantes. No hace falta recordar el cuidado que el festival ha prestado a los niños como futuros espectadores. Este año amplió su programación, incluyendo dos talleres y tres espectáculos, entre ellos, uno para bebés, como si con este gesto el teatro afirmara su magnética presencia en el casi entero arco de una vida.

Noticias relacionadas