DEL 6 DE FEBRERO AL 2 DE MARZO

SUAVES alta 2068 ©Luz Soria 

Una madre y una hija viven en el claro de un bosque. La madre es un animal de compañía, un perro. El padre es de azúcar, está desapareciendo. La niña trata de saber qué significa ‘vivir’ en el medio de todo esto.

Suaves es una obra que mira directamente a la relación atávica, intuitiva y animal ‘madre-hijo/a’. En ella hay un intento de curar esa culpa ligada a los lazos familiares, haciendo estallar el vínculo materno-filial, quedando así dos mundos separados para siempre, pero poseedores de una luz nueva y necesaria para empezar a vivir de manera radicalmente honesta.

En el alma de la obra respiran la tragedia y la poesía. Respiración que nace de los cuerpos de las actrices e impregna nuestra mirada.

Suaves es una obra escrita justamente desde la intuición pura del lenguaje y las imágenes que se iban construyendo, casi a pesar de mí, en el proceso.

Hay un surrealismo de la imagen generadora del propio drama (surrealismo entendido justamente como todo aquello que está por encima de lo “real”), que ha permitido que la obra se vaya expresando y desbordando por sí misma. Esta relación con la madre, tan universal, ha sido tratada desde otra óptica, justamente para poder entrar en zonas distintas, más tabú, más en sombra, para darme otros permisos que creo no me habría dado si tanto madre como hija fueran personas totalmente reconocibles para mí.

Uno de los conceptos que ha surgido a posteriori de la escritura y que ha entrado en el planteamiento de la puesta en escena, tanto en lo atmosférico como en lo actoral, es el término alemán waldeinsamkeit: sentimiento de soledad o melancolía al estar solo en el bosque. Este bosque que yo trato en la obra es, en palabras de la Niña, “(…) una cárcel de árboles. De cielo y plantas.”

Esta obra tiene mucho de autoficción al profundizar en las relaciones tácitas que se establecen con nuestros progenitores –ese cordón umbilical invisible atado a la boca del estómago–, en el centro de las emociones que hay que cortar para salir al mundo y empezar a amar de verdad a aquellos que nos trajeron aquí.

La obra para mí, en definitiva, es un intento de curar esa culpa ligada a los lazos familiares, haciendo estallar el vínculo materno-filial. Esto inicia la construcción de la independencia de una niña que ha sido criada toda su vida en unas circunstancias de aislamiento con respecto a la realidad que conocemos y por la imposibilidad de una madre que no pudo asumir que su visión del mundo se transformara irreversiblemente al tener una hija. Este estallido deja dos mundos separados para siempre, pero poseedores de una luz nueva y necesaria para empezar a vivir de manera radicalmente honesta”.

 

Nuevo
Buscador

Agenda cultural

Hansel y Gretel, un cuento musical
Nuevo Teatro Alcalá - Sala 2 (Madrid)
Caperucita Roja, el musical
Nuevo Teatro Alcalá - Sala 2 (Madrid)
La Flauta Mágica, mi primera ópera
Teatro Bellas Artes (Madrid)
Las chicas del zapping
Nuevo Teatro Alcalá - Sala 2 (Madrid)
Billy Elliot
Nuevo Teatro Alcalá
Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus
Nuevo Teatro Alcalá - Sala 2 (Madrid)
El Rey León, el musical
Teatro Lope de Vega (Madrid)
Redes sociales
facebookTwitter whatsapp logo 3InstagramYoutube
JSN Nuru template designed by JoomlaShine.com

Este sitio web usa cookies para mejorar nuestros servicios y su experiencia al usarlo. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio